Zu: La necesidad de ser humanos

 

Hace unas semanas me comentaban que empezaba un reality de partos. Cierto número de familias permitieron que un programa con sus cámaras recogieran el momento más importante y feliz de su vida para compartirlo con todos nosotros.

 

Lo primero que he de decir al respecto es que son unas familias muy generosas, esos momentos no los comparte cualquiera, yo misma no lo hubiese hecho.

 

Con este post me pronunciaré sobre un tema en el que hasta ahora no lo había hecho, por muchos motivos. Si bien es cierto que en esos paritorios se ven cosas que no deberían suceder o que se podrían mejorar notablemente, sí creo que la seguridad del bebé y la mamá deben primar por encima de cualquier deseo, por lo que sí estoy a favor de que los partos sucedan en los centros médicos y que sean controlados por profesionales.

 

Pero al igual que les doy a ellos el lugar que merecen como profesionales que son, porque siempre mirarán el bien de los pequeños que nacen como de sus madres, también quiero dar el lugar que merece a toda la mamá que pasa por esas salas, en ese momento tan importante, emocionante y a la vez temeroso para nosotras.

 

Con todo esto, lo que quiero decir una vez más, es que la HUMANIDAD es necesaria en estos lugares, que las madres no son un cuerpo, en ese momento son más puro sentimiento que cuerpo. Que se deben tener en cuenta las emociones, el apoyo que se necesita, y que se nos trate como MUJERES QUE VAN A PARIR y no como niñas pequeñas, porque ya no lo somos.

 

Que el RESPETO debe primar por encima de cualquier cosa, y tener una carrera universitaria no te da derecho a que lo faltes en tu puesto de trabajo.

 

El viernes pasado quedé realmente impresionada con la historia de una chica. Se presentó de parto, tenía 19 años, pero ya el pasado año también fue madre. Tuvo a su bebé de forma prematura y el pequeño terminó muriendo a los cuatros días, solito. No se le permitió a la mamá coger a su bebé.

 

Es comprensible que tras esta dura experiencia, la joven madre se presentase en el hospital literalmente acojonada ante lo que pudiese pasar. También quiero destacar que la actitud del papá estando en el paritorio me pareció cuanto menos, deprimente. Aunque no lo demostró yo creo que ya desde ese momento comenzó a encontrarse bastante sola ante el momento que se presentaba.

 

Y así transcurrió, toda la noche con dolores y su gran miedo presente, donde poco caso se le hacía y se le trataba como si fuese una niña pequeña.

 

Llegado el momento del parto, donde esta chica empujó como cualquier otra madre, cada una dentro de sus posibilidades, aunque es cierto que igual el miedo no la dejó colaborar como ella quisiese, nació su pequeña.

 

No recuerdo exactamente lo que le pasó al bebé, que al nacer parecía muerta, con su boquita abierta, y su mamá asustada preguntando si estaba bien. Tuvieron que reanimar a la pequeña y gracias a dios reaccionó, fueron unos momentos muy tensos, no quiero imaginar lo que sería para esa madre que encima ya había perdido a otro hijo. Lo indignante de todo esto, es que según la pequeña reaccionó, alguien en ese paritorio (no recuerdo quién) no se le ocurre otra cosa que directamente decirle a la madre “te has dado cuenta, por tu culpa tu hija casi se muere”.

 

Yo creo que esa frase, la cual quiero creer que fue pronunciada sin saber realmente el daño que puede causar, terminó de derrumbar a esta chica. He leído a muchas personas criticando la actitud posterior de esta madre que ni siquiera quiso coger a su bebé, pero si nos ponemos realmente en la piel de esta chica ¿cómo hubiésemos reaccionado? Yo creo que es algo que no se puede decir sin estar en esa situación.

 

Con todo esto, aprovechando este carnaval de blogs quiero reivindicar lo necesario que es que esos profesionales que nos atienden sean, por encima de todo, humanos con el resto de las personas y que sepan respetar.

 

El carnaval de blogs sobre Baby Boom ha sido organizado a través de twitter por un grupo de madres cansadas de ver como la violencia obstétrica se ha normalizado en nuestra sociedad hasta el punto de que sea considerada la práctica «normal» y deseable.

Quienes queráis uniros a la iniciativa y expresar vuestra opinión podéis hacerlo tanto a través de entradas en vuestros blogs como a través de twitter o facebook usando el HT propio del programa #Babyboom o el alternativo #babibun

 



<!– end InLinkz script →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.