Zu: Olvido de G, notita de mamá

 

Hace cosa de dos semanas me mandó a llamar la profesora de G. Por lo visto el enano no entregaba en el cole las tareas que mandaban para casa, y cada tarde hacíamos juntos.

 

La verdad es que las reuniones con la profesora nunca suelen variar mucho, G es un niño bastante despistado, siempre lo ha sido. Desde muy pequeño hace cosas a lo loco, sin fijarse y teniendo en cuenta muy poquitas cosas. Pero forma parte de su ser y no deja de tener 7 añitos ¿Quién no era medio loc@ con esta edad?

 

En el tema de que preste más atención cuando hace las cosas estamos trabajando siempre en casa, de hecho hemos conseguido grandes avances a raíz de la insistencia, repitiendo las cosas cuando es necesario, y poco a poco en este sentido ha mejorado bastante. Seguimos trabajando cada día la impulsividad. Es un niño muy muy impulsivo pero él está poniendo mucho de su parte para tener un poco más de autocontrol.

 

El tema es que G en clase nunca entregaba las tareas, a pesar de que cada día las hace. Cuando llega a clase debe dejarlas sobre la mesa de su profesora pero él no lo hacía, la profesora pensaba que era puro pasotismo de G, y sinceramente yo también llegué a pensarlo. Me era inexplicable que el niño no entregase sus tareas cuando las ve en la mochila al sacar el material, no pensé que realmente pudiese ser un olvido.

 

Pero comentando con un amigo el problema, (gracias J por tu consejo ;)) me dio la idea de dejarle una notita. Yo esto ya lo había hablado con G, dejarle una nota en la mochila pero el peque no quería porque pensaba que sus compañeros se reirían de él. El consejo de J fue dejársela dentro del estuche, así él la vería con total seguridad y nadie tendría que saber que era una nota de mamá recordándole algo.

Durante toda la semana pasada he usado la nota cada vez que el enano ha tenido que entregar algo en el cole y hasta ahora de maravilla. Efectivamente no es que G pasase de entregar sus tareas, es que a pesar de verlas en la mochila, por muy increíble que pueda parecer, se le olvidaba.

 

Pero bueno, esto es un pequeño aspecto de algo que sí me está preocupando, y es que se distrae de un segundo para otro con cualquier cosilla… ¿puede ser normal por la edad? Yo ya no sé qué pensar, pero es algo que afecta de forma general y no en momentos puntuales, su atención y concentración se consiguen centrar con muy poquitas cosas y ya no sé si realmente puede estar existiendo un problema o pueda ser algo natural de su forma de ser.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.