Zu: El temor a la adolescencia

En varias ocasiones he mantenido conversaciones con más de una de ustedes sobre este hecho. El cómo nos sentimos las madres cuando vemos la adolescencia de nuestros niños más cerca que lejos.

Y es que no es para menos. Lo primero que se nos viene a la cabeza es todo lo que nosotras hicimos en su día, nuestra rebeldía, nuestros cambios de carácter, de querer controlarlo todo.

A. apenas ha cumplido 10 años pero ese momento cada día lo voy sintiendo más cercano. Por eso aprovecho ahora para disfrutar al máximo lo poco que le va quedando de niñez para ir entrando en ese periodo adolescente.

Hay cosas donde ya se va notando, el ir de la mano con mamá cada día es menos habitual, ya decide ella sola con su ropa cosa que a menudo nos trae jaleos en casa (si es por ella sale como si no tuviese ropa) y he de decir que en más de una batalla he terminado desistiendo.

Me consta que muchas de nosotras tenemos hij@s en esta edad, y estoy segura que este temor que voy sintiendo no es exclusivo en mí.

La idea de que dentro de dos años la niña que hay en casa prácticamente habrá desaparecido , acojona mucho. Y sí, son dos años aún, pero para una madre dos años no son nada ¿verdad? Qué rápido se nos va el tiempo mientras les vemos crecer..

¿Cómo afrontaremos la adolescencia? ¿qué tendremos que pasar? ¿se está preparada para ver cómo tu hijo va despegando y alejándose un poco más de ti? ¿conseguiremos solucionar conflictos satisfactoriamente? Son algunas de las preguntas que me van rondando la cabeza.

Pero bueno, sea como deba ser, es algo inevitable, algo por lo que todo padre y madre debe pasar a pesar de los temores, porque estos procesos y evoluciones también nos hacen crecer a nosotros. El aprendizaje como madre/padre no terminará nunca, y hay que afrontar los pequeños temores que el camino nos va regalando. Confiar y enseñar, mostrar y acompañar, vivir y dejar vivir…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.