Yo no aplicaré la vacuna del papiloma humano

Yo no aplicaré la vacuna del papiloma humano

 

Lo tengo decidido, la vacuna de VPH no se aplicará en esta casa.

  El virus del papiloma humano es un conjunto de más de cien tipos de virus donde se conoce que más de 40 de ellos se contagian por transmisión sexual. Entre estos tipos, están los que se consideran de alto riesgo. Los virus de VPH de alto riesgo están catalogados en unos quince, donde se incluyen especialmente dos que son el 16 y el 18, que juntos causan el 70% de los cánceres cervicales o de cuello uterino, y son los que contienen esta vacuna. En España entra dentro del calendario de vacunación (que recordamos ninguna vacuna es obligatoria) a los 14 años, aunque hay países que la introducen a los 11. Lo ideal según nos cuentan es aplicarla antes de que se inicien relaciones sexuales, y su aplicación está permitida entre los 9 y 26 años de edad.  

¿Por qué entonces decido no aplicarla si parece tan importante?

    Y no es que lo parezca, tiene una importancia real muy elevada. Pero el problema lo encuentro en que esta vacuna aún necesita bastantes años para comprobar que realmente es efectiva, y por otro lado, sus efectos adversos (basados en casos reales) pueden resultar devastadores.  

Veamos qué nos dicen desde la revista Discovery Salud:

En el 2009 el Centre d”Anàlisis i Programes Sanitaris iniciaba una campaña con gran representación de la profesión médica para pedir al Ministerio de Sanidad y Consumo una moratoria en la aplicación de esta vacuna ya que los ensayos habían sido muy cortos, su eficacia no ha sido demostrada, hay ausencia de suficiente evidencia científica, enfermedad de baja incidencia en España presentada por dos mujeres de cada cien mil, alto precio que no justifica tal inversión, exageración de riesgos en la campaña (miedo a la población). No se consiguió nada, salvo el silencio y seguir adelante en la aplicación de la vacuna. En este artículo, algunos catedráticos de medicina e investigadores, nos explican las razones para no decidir con prisas.     En el siguiente vídeo (subtitulado ya que está en catalán), Teresa Forcades, médica y monja nos da durante 49 minutos datos muy interesantes sobre este virus y esta vacuna. La vacuna ha costado la vida a 119 personas en el mundo, y ha sido causa de graves efectos adversos en más de 26.000 casos.  

Pero pasemos a dos casos reales:

Andrea era una chica de Gijón de 13 años que padecía asma alérgica a los ácaros y al polen. En el mes de Julio de 2012, estando perfectamente estable del asma recibe su primera dosis de Gardasil (vacuna para prevenir el VPH). Seis días después acude a urgencias con una crisis asmática de la que logra recuperarse.

En el mes de agosto, sin estar aún del todo estable recibe la segunda dosis de esta vacuna. A las doce horas Andrea vuelve a sufrir otro episodio agudo de asma, broncoespamos y vómitos que requieren acudir al hospital. En el traslado Andrea sufre una parada cardiorespiratoria siendo reanimada pero donde ya había permanecido un largo tiempo en hipoxia (falta de oxígeno en el cuerpo) que puede causar un daño cerebral irreversible. Andrea es trasladada a la UCI donde permanece en coma hasta su fallecimiento el día 8 de septiembre.

En la sentencia de este caso el juez recoge:

se produjo como consecuencia de una reacción a la vacuna contra el papiloma humano que le había sido administrada

Zuriñe Jiménez Guereño

Zuriñe

Zuriñe es otra de las niñas a las que esta vacuna cambió su vida con tan sólo once años. Quince días después de recibir la vacuna VPH empezó a sentir pesadez en las piernas, temblores y dificultad para caminar. Al acudir al hospital de San Pedro por estos síntomas les dicen que la niña no presenta nada físico, y por lo tanto es derivada a la unidad de salud mental donde también descartan cualquier clase de problemas. Así Zuriñe queda en estudio por temblores inespecíficos en las piernas.

No se encuentran síntomas físicos, por lo que la niña queda diagnosticada por trastorno de conversión hasta el día en que tiene que ser operada del apéndice, y estando completamente anestesiada el temblor de la pierna continúa indicando que se trata de un problema neurológico.

Los análisis de Zuriñe indicaban la presencia de metales en sangre, plomo y aluminio, aunque la presencia tenía unos niveles normales.

Tanto Zuriñe como sus padres siguen hoy en la lucha por la salud de esta niña, pero necesitan ayuda económica para avanzar con estudios y análisis médicos que puedan al fin, darles un diagnóstico, recibir tratamiento y terapia para rehabilitación.

En la web de la asociación de afectadas por la vacuna del papiloma humano pueden encontrar el testimonio, tanto de Zuriñe como de otras afectadas.

Cualquier persona que pueda/quiera puede apoyar a esta familia llamando al programa Entre Todos en el teléfono 900 500 400.

Los datos bancarios para ayudar a Zuriñe son:

0030/8099/82/0000825272

EDICIÓN: *Hace apenas unos días Miguel Jara nos anunciaba en su blog que se ha interpuesto en la Audiencia Nacional la primera demanda judicial en España por los daños causados con la vacuna del papiloma humano, que se ha basado en la concultación del derecho fundamental a la información  en asuntos relacionados a la salud.

* Admitida a trámite la primera denuncia penal en España por los daños causados por la vacuna VPH

5 thoughts on “Yo no aplicaré la vacuna del papiloma humano

    1. Yo había leído de otros casos anteriormente, pero ahora me metí un poco más a fondo ya que mi mayor se acerca a la edad y la verdad es que no, yo no veo todo esto nada normal. Pueden decir todas las veces que quieran que no se puede demostrar que sea por la vacuna, pero es demasiado casual tantos casos con problemas, en personas sanas, a raíz de esa vacunación.

      Supongo que en X años cambiará la cosa, de momento no se puede observar su efectividad para valorar si realmente vale la pena.

  1. Hola. Lo que cuenta esta entrada de blog no me es extraño. Aquí en México ha pasado algo similar, pero con la vacuna contra la gripa AH1N1. Algunas personas han sufrido parálisis de las piernas y otras cosas similares como los casos que se describen aquí. A una señora que conozco le sucedió así: al poco tiempo después de aplicarse la vacuna contra la gripa AH1N1, sufrió un fallo general en sus músculos y quedó inválida. Afortunadamente, esta señora luchó y tuvo mucha fe, por lo cual se rehabilitó y poco a poco pudo recuperar el control de sus músculos y caminar. Yo no tengo hijos, pero si los tuviera, no los vacunaría.

  2. Pues he escuchado a varias pediatras recomendar esa vacuna incluso para los chicos (aunque no esté financiada para ellos) porque podían prevenir distintos tipos de cáncer. Decían que se daba más difusión cuando había problemas de salud, como lo que cuentas, pero que cuando se desmentía que los efectos eran a causa de esta vacuna eso ya no se difundía, no vende. En fin, una ya no sabe qué o a quién creer 🙁
    Por cierto, ya también soy pro vacunas. Besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies