Una mascota en casa

A principio de enero llegó a casa un nuevo miembro de la familia. Después de darle unas cuantas vueltas al tema y darle un ojillo a la página web de Adopta un amigo en Gran Canaria, vi que estaba ahí en espera de acogida un peludo precioso que nos enamoró a simple vista.

Después de unas cuantas conversaciones explicando lo que necesitábamos de cierto modo para poder tener al perro en casa, vimos claro que realmente era el animal idóneo para venir a vivir con nosotros. Sin darle más vueltas fuimos a conocerle y traerle a casa, en un principio como acogida.

Las casas de acogida son familias que temporalmente le dan un hogar a esos animales que tienen las protectoras, normalmente abandonados. Lo que sucede es que en cualquier momento esta acogida puede verse interrumpida si finalmente sale alguna familia adoptante. Te dan preferencia en la adopción pero si no, el animal debe marchar. Así que después de pasar casi todo el mes con nosotros y comprobar que todos nos hemos adaptado a la perfección, el peludo será adoptado en las próximas semanas para pasar a formar parte definitivamente de esta familia.

 

¡Les presento a Fivo!

La verdad es que es un amor de perro, muy tranquilo y muy obediente. No es un cachorro sino un perro ya adulto que por lo que he podido ver los chicos de la protectora ya tenían muy bien educado, aunque como pueden ver en la foto eso de invadir las camas no sólo sucede con los pequeños de la casa sino también con el peludo, ¡y nos encanta!

Para quien no conozca Adopta a un amigo en Gran Canaria, es una organización que trabaja activamente en rescatar animales de las calles y colaboran con los refugios dando atención a los animales, buscando y valorando familias adoptantes, y en mantenerlos en un entorno limpio, seguro, y donde tengan el cariño que tanto necesitan. Actualmente siguen necesitando mucha ayuda, también económica, para que esta actividad no se vea interrumpida. Los animales también generan muchísimos gastos que hay que cubrir. Con ellos se puede colaborar de diferentes maneras: desde ser casa de acogida, adoptar un animal, ser padrino de vuelo de algún animal que necesite ser trasladado, dando donativos, comprando pequeños detalles que venden de la protectora para poder recaudar… etc.

Aunque ciertamente Fivo llegó a casa justo antes del día de Reyes Magos, los peques han tenido muy claro que no formaba parte de ningún regalo. El perro es parte de la familia y casa y le hemos acogido estando todos de acuerdo y en base a unas normas para el bienestar del animal. Al ser los niños ya mayores es mucho más fácil gestionar y repartirnos las tareas, y ellos participan muchísimo más en los cuidados del perro, adquiriendo así responsabilidades y conocimiento de lo que supone cuidar de otro ser vivo.

La verdad es que traer a Fivo a casa junto al acceso a internet y las tiendas online… ¡he descubierto otro mundo!

Jamás en mi vida pensé que existiesen tantos objetos dedicados a los peludos. Hemos podido pasar por mil millones de tiendas de animales, pero la verdad nunca me había parado a mirar realmente la cantidad de cosas que ya existen para ellos, algunas han llegado a sorprenderme…

¿Cuántas veces hemos podido hablar de juegos educativos para los niños? ¡Miles! ¿Y quién pensaba que también podían existir juegos educativos para perros? Porque sinceramente yo no… hasta que no lo he visto con mis propios ojos ni se me hubiese pasado por la cabeza.

 

Pero aquí tenemos un pequeño ejemplo de ello… tienen que conseguir deslizar los discos para obtener la golosina que hay debajo. Yo la verdad viendo el destrozo que ha hecho Fivo con el último nudo-pelota que le hemos comprado, durándole exactamente medio minuto, no tengo tan claro que vaya a tener la paciencia para ver que eso se desliza y que debajo hay premio, mucho me temo viendo su carácter que o bien se dedica a mordisquearlo sin más, o pasará de él viendo que de ahí poco va a obtener.,

La limpieza dental… esa pequeña costumbre que a veces nos cuesta tanta insistencia con los niños, ¿acaso pensabas que los perros no necesitaban limpiarse los dientes?

 

Si como yo ya habías superado esa batalla… ¡tachán! Cepillito por aquí, cepillito por allá…. aunque para tranquilidad de muchos cabe decir que existen más opciones para conservar la salud dental del animal, pero me ha parecido muy curioso y gracioso el imaginar a alguien cepillando los dientes a su perro jiji

Ay ay ayyy, como muchos sabrán en Canarias ya entramos en pleno carnaval, y la verdad es que algo así sí que estoy pensando en pillarle….

¡Con peluca y de cabalgata! Sin duda se lo va a pasar genial con lo que le gusta socializar y que le den cariñitos.

Ahora con Fivo en casa el parque de perros suele ser un lugar de visita diario, por suerte tenemos uno genial justo frente a casa y al peludo le encanta ir, sobre todo cuando hay otros perrillos de su mismo tamaño o más pequeños (que de los grandes huye), y con su amada pelota pierde la cabeza y la noción del tiempo. Es lanzarle la pelota y verlo salir a toda velocidad tras ella, y así cuantas veces se la lances, ahí se cansa una misma antes que el querido peludo que no para de correr. Seguro que si tienes un peludo sabes bien de lo que hablo y lo que mola verlos salir corriendo tras ella, pero, ¿tenías idea de que existen “lanzapelotas”?

La verdad es que nunca pensé en que pudiese existir un producto de este tipo, para algo tan sencillo como lanzarle la pelota al perro… pero sí, existen y no sólo eso, sino que como puedo apreciar en la web se vende muchísimo. Sinceramente no pagaría por algo de este tipo que considero totalmente innecesario, aunque ciertamente termina una con las manos llenas de tierra que va quedando pegada a la pelota en el parque.

Y por último aunque no tiene que ver con perros sino con gatos….

¡Lo que me he podido reír al ver esta foto! ¿Te imaginas tener que esperar en la puerta del baño a que tu querido gato tenga a bien dejarlo libre? ¿Alguien lo ha probado? ¿Alguien ha conseguido esto?

POR FAVOR POR FAVOR POR FAVOR!! Si de verdad alguien lo tiene y ha conseguido que el gato se siente en el wc, ¡QUE LO DIGA!

*Las imágenes del artículo han sido extraídas de Tiendanimal.es

3 comentarios

  1. Trastienda de libros – España – Visita mi blog sobre lecturas y otras vivencias: antes en www.milibreria.es Ahora Libros and lettering
    josefa dice:

    Me encanta el artículo y me encanta que te hayas decidido, de hecho yo tengo perro y mi hija quiere ser casa de acogida pero me resulta muy difícil por horario y situación, pero el articulo no tiene desperdicio.
    Un beso

  2. Jajaja, me ha encantado tu post Zulema ^.^ yo tengo un gato peludo,pero no «de pago» eh! De la aldea! Precioso… Te diré que tener un animal en un piso me hacía sentir un poco culpable al negarle subpropia libertad, pero obviamente si sabes cómo puede terminar la cosa de no irse a tu casa…te alivia. Lo del Wc ya lo conocía y también quedé anonadada jaja y si que hay gente que lo consigue, verás, va por fases, primero se les pone algo de arena y luego tienes que ir quitando capas del cacharro y nose que para acostumbrarle…pero dicen que funciona. Está CASI todo inventado maja! Jaja…Y si, la responsabilidad es clara..es una vida!y les quieres tanto… El mío anda con otitis el pobre y le ando con las gotas y no veas que penilla me da.. Pero que sí, que son un miembro más de la familia! Gracias por tu aporte guapa! 🙂

  3. tengo dos perritos junto a mis hijos estamos felices de tenerlos. él es peludo y muy renegón , ella es muy cariñosa y muy celosa con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.