Una herida abierta, #StopBullying

La semana pasada se abrió una herida muy grande. De repente, en una sola tarde encontré respuestas a muchas preguntas que llevo meses haciéndome, buscando la raíz para poder ayudar a solucionarlo pero sin dar con ella. Muchos de ustedes conocen de comportamientos atípicos en el peque que me preocupaban bastante, como destrozo de material escolar, recortes con tijera en todo lo que pillaba… el problema de las tareas escolares donde nunca apuntaba sus deberes completos, y algunas cosillas más. Pues la semana pasada a modo “boom” se agolparon respuestas en mi cabeza. Respuestas muy lógicas, tanto, que no me explico cómo he podido ser tan ciega, cómo he podido no verlo, cómo ha pasado este tiempo sin darme cuenta a pesar de haber leído tanto sobre las posibles señales.

 

Todo se desencadenó en una tarde de las más normales, estando en casa. En una de nuestras conversaciones el peque me comenta que la profesora ha dicho que quien no aprobase plástica, suspendería también música, y que él plástica no lo aprobaría. Sorprendida por su afirmación le pregunto que por qué dice eso, a lo que me responde que él no sabe pintar. Más sorprendida aún le pregunto que de dónde se saca eso, que él sí sabe pintar… y su respuesta es que todos los niños de su clase se lo dicen. En este momento me quedo entre sorprendida y mosqueada por lo que el niño acaba de comentar, y le animo e intento hacerle entender que eso no es así, que él sabe hacerlo muy bien y repasamos juntos sus dibujos para que él mismo lo vea.

 

Con suerte esa misma tarde tenía la tutoría de padres para hablar con la profesora el tema de los deberes que el peque nunca apunta, estando siempre atrasado respecto a sus compañeros como ya dije en este post. Pero ese día mi prioridad cambió. Más que tratar las tareas que lleva para casa me centré mucho más en cómo se estaba relacionando el niño con sus compañeros. Ante mi pregunta e interés la respuesta de su profesora es que ciertamente el niño no se estaba relacionando con casi nadie en clase. Ahí ya sí aumentó mi preocupación pues G es un niño muy sociable, pero la profesora no pudo decirme más al respecto, aunque sinceramente no entiendo que se detecte algo así y no se indague por parte del profesorado, pero en ése momento yo necesitaba obtener y relacionar información. Le hablé de lo que sus compañeros le habían dicho sobre que no sabía pintar, y reconoció que igual ella le estaba nombrando más de lo normal, y además le tenía justo pegado a su mesa. Aparte de todo esto, aplica un sistema que no me gusta nada, y es que para corregirse la tarea lo hacen los propios niños intercambiando sus libretas. Estos sistemas si bien es cierto que pueden ser de ayuda y unión en algunos momentos o casos, sí observo que puede generar más problemas en un caso como el que está pasando mi hijo, pues da pie a más “marginación” o comentarios negativos si no tiene algo correcto o simplemente no gusta lo que se ve. También hay que tener cuidado con lo mencionado por la profesora de nombrarle más de la cuenta, hay muchas formas de hacer las cosas y hay que saber prevenir como educadores este tipo de circunstancias.

 

A todo lo comentado G ha pasado a estar más alejado de la profesora, más integrado en el grupo de clase. Pero al llegar a casa y seguir indagando con el peque sobre la situación con sus compañeros ( es muy muy difícil sacarle prenda a pesar de tener buenos diálogos con él), se decide a contarmelo que realmente sucede. Y es que en las horas de recreo mi niño es insultado, no quieren jugar con él, le dicen que es el peor de la clase y en muchos casos ha sido golpeado. Efectivamente las veces que llegaba a casa con raspaduras, moretones e incluso un chichón enorme en la cabeza era que le empujaban y tiraban y no que se caía como él me contaba. Ciertamente esto debí como mínimo sospecharlo y barajar la posibilidad, pero también es cierto que G va corriendo siempre sin mirar por dónde anda y perfectamente podían haber sido caídas.

 

Pero bueno, después de toda las situaciones mencionadas un boom se desató en mi cabeza sin poder pararlo. Y empecé a entender que sus destrozos y recortes perfectamente pueden deberse a la rabia contenida en las mañanas si el niño está pasando por algo así, al igual que el estar constantemente molestando a su hermana. También entiendo que el tema de no apuntar los deberes puede ser realmente a posta, pero por evitar el ir al patio ya que si no los lleva hechos ese día se queda sin patio. Creo que mi niño lo ha usado como vía de escape y método de defensa.

 

Así que con las asociaciones hechas me planto en el colegio al día siguiente a primera hora para comentarlo, y que se tenga en cuenta esta situación, y a la vez hablar mucho con G para que entienda que no debe sentir miedo y necesitamos que nos diga la verdad de todo lo que pase.

 

Por el momento la hora del recreo está siendo mucho más controlada, aunque a final de semana me comentó que un compañero volvió a golpearle pero que esta vez sí se lo dijo a la profesora (antes no lo hacía porque le amenazaban con golpearle más). También he estado con la orientadora del centro para comentarle la situación que estamos viviendo para que también nos ayude un poco a encontrar soluciones, y me ha asegurado que se va a tener en cuenta y que trabajará con él. Aparte quiere volver a abrir el asunto del TDAH, cosa que personalmente no me convence pues como ya he dicho, a pesar de que sí pueda cumplir muchos síntomas yo no creo que tenga relación, pero nunca está de más otra opinión.

 

Por ahora una vez conocido lo que está sucediendo y teniendo más control en el patio puedo decir que he notado una gran mejoría tanto en casa como en el colegio, incluso está apuntando sus tareas por completo. Pero esto ciertamente no está solucionado, sólo es el inicio de un largo camino que tenemos por delante, pero confío en nosotros y sé que lo vamos a lograr.

 

Por otro lado me gustaría recordar que cuando tenemos niños en edad escolar nunca está de más indagar un poco si llega con arañazos o supuestas caídas, que no les pase como a mí que hoy en día la culpa me está comiendo. Aunque parezca fácil decirlo y detectarlo ciertamente no lo es, simplemente no se te pasa por la cabeza que tu pequeño pueda estar viviendo ese infierno, pero efectivamente sucede. Y una vez que se conoce es más fácil trabajarlo y ayudarle, no hay que tener miedo, no es una vergüenza… es simplemente un problema que encima está causado por terceras personas.

 

En estos días atrás por pura necesidad de desahogo lo he comentado en mi círculo más cercano. Tanto con personas que han pasado por esa situación personalmente, como con madres que la han vivido con sus hijos, como con personas que nunca lo han vivido. Y ciertamente alguna persona me ha comentado que por qué él no lo devuelve. Es cierto que G tiene cuerpo y fuerza de sobra para defenderse, pero no creo que sea la solución y comportarse así sólo le haría igual que esos niños. Yo llevo casi ocho años educándole en lo contrario y ahora no puedo tirar por tierra todo este tiempo porque alguien le pegue, mi obligación es enseñarle que hay otras vías sanas para solucionar el problema aunque requieran de más tiempo. No puedo enseñarle que a golpes se puede conseguir lo que uno quiera, pues eso es lo que le diría si le animo a devolver ese cachete.

 

En fin que ando ausente básicamente porque no son tiempos fáciles para nosotros, pero tampoco quería dejar de compartir con todos lo que estamos viviendo y el por qué de tantas preguntas sin respuestas que ya anteriormente compartí. Al menos hoy sí conozco el problema y nos encontramos trabajando juntos para superarlo y salir de ello.

42 comentarios

    • En ello estamos Jenni, en mejorar un poco toda esta pesadilla.. yo me hago la misma pregunta cómo no se ha detectado por parte del profesorado, pero bueno, con eso ya tampoco gano nada ahora comienza la lucha por salir de esto, besitos

  1. Qué fuerte me parece, Zulema!! Qué lástima me da que los niños tengan que pasar por esas cosas…! Miedo me da que el rubio llegue a la edad escolar, se tope con niños capaces de amedrentarle así y nos veamos en estas que estais vosotros… Espero que poco a poco podais salir de ello, por Pequete y por ti también, porque no tiene que ser fácil saber por lo que pasa tu hijo en el cole cada día y tener que llevarlo… Un beso y ánimo! Y estoy deseando leer que todo pasó! Muaak! 🙂

    • No es sencillo no, de hecho mi primer pensamiento fue dejarle al día siguiente conmigo en casa,pero después de meditarlo supe que no era la solución ni el mensaje que quería transmitirle a mi hijo.. así con todo mi dolor le mandé al colegio. Ojalá y pronto pueda traer buenas noticias, pero me temo que esto es un proceso que llevará su tiempo. Besitos!

  2. Un beso muy fuerte Zulema, y todo mi apoyo. Me he quedado perpleja leyéndote, esto que os está pasando pueden hacer mucho daño y es muy doloroso sobre todo para tu pequeño. Tienes que ser muy fuerte y estar muy alerta por tu chiquito, aun que sobra decirlo por que veo que has sabido indagar y profundizar en el malestar y comportamiento de tu hijo y estoy segura de que lo superara y las cosas irán a mejor.
    No sé que decirte exactamente, por que nunca nada parecido he vivido pero desde aquí toda la fuerza y el ánimo para ti y tu familia. Un beso

    • Y ya me hubiese gustado poder verlo mucho antes, pero esto es así, simplemente ni se te pasa porla cabeza.. muchas gracias guapa y un besote enorme, me ha encantado volver a saber de ti a ver si coincidimos por las redes!

  3. enhorabuena porque has encontrado el problema y sabes como ponerle solucion, lo siento que tengas que pasar por esto, nadie deberia pasar jamas por esto. El profesorado que deberia ser experto en detectar estos problemas, quizas haya estado un poco despistado.

    • Gracias Susana guapa!! Sin duda lo han estado..como en mil cosas más pero esto es lo que hay, espero que pronto pueda cambiarlos de centro, un besote!

  4. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: La semana pasa se abrió una herida muy grande. De repente, en una sola tarde encontré respuestas a muchas preguntas que llevo meses haciéndome, buscando la raíz para poder ayudar a solucionarlo pero sin dar con ella. Much……

  5. Zu, no te tienes que sentir responsable por lo ocurrido. Es muy difícil detectar esta situación pero lo bueno es que te has dado cuenta y que se va a poner medidas para evitar que se repita. Totalmente de acuerdo que probablemente G estuviera dejando de apuntar deberes para no ir al recreo, yo no he vivido bullying pero sí he sido victima de mobbing y te juro que cuando llegaba el domingo por la noche me ponía mala. Yo era adulta y callé, alguna cosa decía pero no todo para no preocupar, así que si un adulto hecho y derecho calla imagina un niño. Mucha fuerza y ánimo y sabes que para lo que necesites aquí me tienes.
    Besitos

    • Es difícil no tener el sentimiento de la culpabilidad Elva, porque siempre habremos podido ver o hacer más de lo que se hizo, pero que es ley de vida.. como dices lo bueno es que ya está detectado y ahora sí se puede entender y trabajar para solucionarlo, un besote!

  6. Que te puedo decir? acabo de leerlo y me he quedado sin palabras. Para una madre lo peor que nos puede pasar es ver sufrir a nuestros hijos.
    Te mando mucho animo y todo mi apoyo.
    Un beso mi niña y otro para G.
    Ah y eso de que no lo devuelva va en la persona cada uno es como es, y te lo digo por experiencia yo tampoco pegue nunca a nadie, bueno una vez, y todavia me acuerdo, fijate como sería la cosa.

  7. Soñando Duendes – Madrid – Soy Carolina Sánchez, mujer, madre, hija, hermana, compañera, amiga… Desde 2013 realizo talleres y asesorías a domicilio. Como Asesora puedo acompañarte y asesorarte, en lactancia, postparto, porteo, alimentación complementaria, sueño infantil, control de esfínteres y desarrollo normal del niño sano. Soñando Duendes es mi proyecto de vida, un lugar donde puedes encontrar información actualizada, servicios a tu medida y productos varios destinados a hacer tu crianza más sencilla. Mi continua formación me ha aportado, además de amplios conocimientos, experiencia, y, sobre todo, autoconocimiento y crecimiento personal. Soy Asesora de lactancia, Asesora Continuum® y me he formado en psicología en crianza consciente. Puedo ayudarte, desde la experiencia, la evidencia científica y mi acompañamiento, a resolver todas tus dudas en torno a tu maternidad y vuestra crianza. Para ello puedes ponerte en contacto conmigo para concertar una asesoría individualizada o asistir a uno de los talleres que imparto. Como Asesora de maternidad y crianza me esfuerzo siempre en ofrecerte la información personalizada a tus necesidades, desde la evidencia, la honestidad y la empatía. Porque no existen fórmulas mágicas. Yo sólo te ofrezco la información y las herramientas para que vosotros como familia encontréis vuestra manera de funcionar. Bienvenid@
    Carol dice:

    Cuanto siento que estéis pasando por esto. No te sientas culpable, es difícil de ver pero al final lo has visto y has atado cabos.

    Espero que desde el cole tomen medidas y poco a poco, también con todo vuestro amor y cariño, se vaya solucionando.

    No creo que sea momento para el tema del TDAH, porque hay otras cosas más importantes, creo yo, y además quien sabe si todo puede venir por ahí.

    Mucho ánimo!

    Un abrazo

    • Es lo que yo pienso Carol, pero la orientadora cree que todo pueda estar estrechamente relacionado.. yo de momento aunque no estoy muy de acuerdo no quiero negarme a nada, ya que necesito al completo la colaboración del centro… Besos!

  8. Madre mía, mientras te leía sentí muchísima angustia. Qué impotencia se siente al no saber, para nosotras las madres ese tiempo que tardamos en darnos cuenta de que algo les está pasando a nuestros hijos es todo un calvario también, nos pesa en la conciencia. Ante todo muchos ánimos para ti misma como mamá y para tu hijo porque tiene la mejor mamá para ayudarlo a superar esto y todo lo que esté por venir. Un besazo y gracias por compartir porque así las demás estaremos mas pendientes 😉

    • Gracias Yaneth!! Tú sabes bien de todas las preocupaciones que tenía con el peque, ahora por lo menos tengo un motivo y una razón para explicar ciertos comportamientos, no voy a ciegas y por lo menos ya sé por dónde debemos trabajar para que esto se solucione.Mil besos!

  9. Es la primera vez que leo tu blog y es que me ha llamado mucho la atención. Me he sentido muy triste por lo que te está pasando y lo que le pasa a tu hijo. Lo siento mucho, pero creo que ponerle patas y nombre es lo primero y ya está hecho. Así que mucho ánimo. Seguiré leyendo tus pensamientos.
    Un beso

  10. En mi opinión (algún día tengo que hablar de esto en mi blog por mi experiencia propia en el colegio), es muy fácil dar y decir una laaaarga lista de acciones, o comportamientos que determinen el bulling, pero es muuuuuyyyy complicado detectarlo, de hecho por desgracia siempre se detecta ya cuando el niño o la niña explotan, o sueltan alguna frase inocente como "yo no se dibujar"

    • perdona sigo… que se me ha ido el dedo….

      como te iba diciendo… por desgracia siempre llegamos tarde, hay niños que lo hablan antes, y niños (como yo) que lo hable a los 14 casi 15 años, mi madre jamás se percató de lo que yo sufria o podria estar sufriendo, pues siempre tenia una historieta, una excusa y ella no sospechaba jamás…
      Solo decirte que no te culpes ni te fustigues… por desgracia sé lo que está pasando tu niño, y la "suerte" si se puede decir asi, es que os habeis dado cuenta antes de que la cosa vaya a mayores…

      BESAZOS ENORMES Y YA SABES QUE ME TIENES PARA LO QUE QUIERAS

      • Pues sí Verónica al menos ya está detectado, y ciertamente no es tan sencillo como parece hacerlo.. mayormente se suele decir que son «cosas de niños» y probablemente muchas de las veces lo sean pero cuando se convierten en algoconstante ya adquiere otro nombre y otras dimensiones. Mil gracias preciosa

  11. Zulema preciosa, ni mucho menos tienes que sentirte culpable por nada. Tú no tienes la culpa y hay que pensar en positivo y ya has dado con el «problema», así que a partir de ahora hay que trabajar para solucionarlo. Has hecho muy bien en hablarlo con el cole, ya que al final son ellos los que pasan gran parte del tiempo con él y ahí dentro es donde está el origen. Ya verás como poniendo todos de su parte se consigue atajar y G cambia radicalmente. Esto también os va a servir para uniros mucho más y va a ver como un problema que tenía ha sido su madre la que le está ayudando a solucionarlo, y creo que confiará más aún si cabe en ti, algo muy importante de cara a la adolescencia. Así que mucho ánimo y ahora que vas a estar alerta a cualquier actitud, todo va a ser mucho más fácil. Muchas gracias por compartirlo y esperamos que dentro de poco nos digas que ya está solucionado. Un besito!

    • Muchísimas gracias guapa, sin duda espero toda la colaboración del centro pues sin ellos sería mucho más difícil, a ver como va todo poco a poco. Besos!!

  12. Zu, cuento me alegra que hubieses encontrado la causa, ahora tu hijo se siente apoyado y seguro, es un proceso que se irá construyendo juntos y poco a poco.
    Lamento que G haya tenido esa experiencia, pero estoy segura que lo hará un hombre fuerte y comprensivo.
    Un abrazo para ti.

    • Yo también me alegro mucho de conocer por fin la causa de tantos comportamientos extraños Pam, ahora toca trabajar mucho ymuy duro, mil gracias!!

  13. Vaya Zulema, lo siento muchiísimo. Tiene que ser muy duro para él es situación, para tí como madre y para todos como familia. Me pongo en tu piel y me estremezco. Pobrecito niño lo que habrá pasado. Pero como bien dices, lo importante es que ya lo sabes y que se están tomando medidas. Deseo de todo corazón que se solucione lo antes posible y tu niño vuelva a ser el de siempre. Ánimo y gracias por compartir una experiencia tan personal, seguro que ayudas a muchas familias. A mí me ha hecho pensar y prepararme para el futuro, para estar prevenida cuando mis hijas se hagan mayores.
    Un beso fuerteo y todo mi cariño.
    Raquel

    • Muchas gracias guapa!! De verdad espero que pueda servir de ayuda, que se esté alerta y no se minimice lo que los niños nos cuentan pues muchas veces como me ha pasado a mí, tenemos el motivo delante y simplemente no lo estamos viendo. Un besote!!

  14. Como lamento esta situacion, es complicado detectarlo a tiempo y actuar, pero eatoy segura de que vas a luchar porque las cosas cambien, G tiene suerte de tener una mama q luchara por él

    • Efectivamente seguiremos en la lucha hasta acabar con esta situación porque estono se puede consentir y realmente puede llegar a destruir a una persona. Muchas gracias guapa, un beso enorme

  15. Una madre como tú – Madre, trabajadora, bloguera, intentando #conciliar. Me gusta compartir mis pensamientos y aprender con otras madres. Me encanta el DIY. ¿Me acompañas?
    La Orquidea Dichosa dice:

    Tienes todo mi cariño y apoyo para lo que necesites Zu. Lo estás haciendo super bien, este es un tema complicado y que suele tardar en destaparse, no debes fustigarte sino estar feliz porque lo has pillado muy pronto, y por lo que cuentas parece que el colegio está dispuesto a tomar los pasos indicados. Ojalá todo se encamine. Un abrazo enorme!

    • Ayss ¿Y qué te digo yo a ti mi niña preciosa? simplemente mil gracias por estar siempre ahí para compartir de todo un poco como venimos haciendo. Sé que esto no durará mucho, o al menos eso espero, besos!!

  16. Mi hijo pasó por esto al menos en primero y segundo de primaria, sus notas no bajaban, pero sí que se iba con los deberes a medio hacer, pero es que antes, (es la segunda vez que lo digo hoy) esto no existía. Tuvimos la suerte de cambiar en 3º de profesora y que supiera solucionarlo, alabando a Pablo y obligando a los demás, no solo a comportarse si no casi a tenerlo de referencia de buen estudiante, 11 años después no son exactamente amigos, pero comparten clase y redes sociales sin problemas.
    Un beso, reina, y no dejes de explicarle que los malos son los otros, y que tu vas a estar ahí

    • Efectivamente estas cosas cuando van adquiriendo madurez desaparecen, pero mientras tanto es algo muy peligroso que realmente puede desequilibrar por completo a un niño. Un besote suegri!!

  17. Por casualidad he llegado a tu blog. Es verdad que tu niño lo ha pasado muy mal, también es cierto que te has puesto en marcha rápidamente y el ya lo esta notando. Así que felicidades. Por si te sirve, yo no creo que cambiar de punto de vista se echar por tierra tu educación de los últimos años, porque el niño tiene derecho a defenderse y es lo mejor que puede hacer por su autocuidado, y sin necesidad de llegar a golpear (la autodefensa es legitima, ojo) el puede poner limites a las agresiones. Confundimos a veces la no-violencia con dejarse avasallar, y así la autoestima de los niños cae al suelo. Mucha fuerza yvalentia para cambiar lo que sea necesario.

    • Gracias por tu comentario. Ciertamente algo de razón llevas, la autodefensa es legítima pero si te soy sincera sigue sin convencerme esta idea.. para mí es decirle a mi hijo que a golpes podemos solucionar las situaciones que no nos gusten y no es eso lo que quiero. Devolver el golpe lo que haría sería igualar el nivel y ahora mismo se trata de erradicar este comportamiento incorrecto y proteger al niño… besos y gracias!

  18. Oh madre mía!!!
    Siento tanto que tu niño haya tenido que pasar por eso…es que no me entra en la cabeza cómo pueden seguir pasando esas cosas y los profesores ni se enteran!!
    Pobrecito tu niño lo que debe de haber sufrido…pero te digo una cosa, tú te has dado cuenta (a pesar de ser algo difícil porque el miedo les hace esconderlo) y has actuado rapidísimo! y ahí te aplaudo porque no has esperado ni un día en intentar solucionar el tema con tu niño.
    Y tu hijo ya se encuentra mejor, seguro que en parte porque se siente comprendido y querido por tí y porque le estás ayudando y le defiendes ante quien sea.
    De verdad espero que se solucione del todo…
    Un abrazo enorme! y aqui me tienes para lo que quieras guapa…

    • Efectivamente Pilar, lo esconden por miedo. En el caso de mi hijo por miedo a más represalias ya que le amenazaban con que si decía algo sería peor. Hay que tener mucho cuidado con estas cosas pero bueno, que ya está detectado y seguiremos trabajando para erradicarlo. Un besote enorme

  19. Hola Zulema, la verdad que luego de leerte me entro una especie de impotencia, congoja, no se como llamarle. Que situacion mas triste, para el y para todos. No te sientas culpable(aunque se que es facil decirlo) lo importante aqui ahora, es que salio a la luz la causa del comportamiento de G y le puedes ayudar. Yo vivo en Usa y aqui supuestamente le dan mucha importancia al bulling o mejor dicho se preocupan mucho por que un niño no le haga bulling a otro, pero sucede muy a menudo y es algo que realmente preocupa. Mi hijo tiene 6 y en ocasiones me ha dicho que no quiere volver a la escuela, y luego de varios intentos me termina diciendo que fulano o mengano lo ha insultado o se han reido de el. Es un tema complicado, espero que solucione pronto, Un abrazo.

    • Pues ya podrían preocuparse en los centros españoles con estos temas tan importantes y con la cantidad de casos que hay, pero el problema es que la gran mayoría cierran los ojos y no quieren verlo.En otro post de hace un tiempo ya comenté que estaba preocupada pues el profesor de la mayor reconoció alegremente tener algún caso y confirmar que no hacía nada al respecto, que ni sabía qué hacer. Se debe preparar mejor al profesorado para intervenir y tratar este tipo de casos que son tan habituales. Gracias y besos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.