¿TDAH? Sólo he encontrado barreras

Como ya saben hace unos meses nos enfrentamos a una nueva “valoración” de TDAH por el centro escolar, donde dando un riesgo moderado nos remitían a pediatría. Todo se originó al yo querer tratar las situaciones que mi hijo me describía en el momento del recreo, donde muchas veces era insultado y golpeado. Al ver su expediente llamó la atención la valoración anterior (ignorada por mí) sobre un posible TDAH, y al saber que no había movido nada, me pidieron volver a hacer los test.   Muchas preguntas siguen en mi cabeza, aún sin respuesta. ¿De verdad podemos diagnosticar un trastorno en base a comportamientos que pueden ser totalmente normales, teniendo en cuenta la individualidad y que cada persona es diferente? ¿Podemos medicar alegremente para “borrar una etiqueta”y que el individuo entre en la normalidad de “la masa”? ¿Si no hay pruebas médicas que confirmen esta “disfunción” en base a qué medicamos?¿Por qué se pretende meter anfetaminas en el cuerpito de niños sin que tengamos preocuparnos por las consecuencias, simplemente porque no saben a ciencia cierta cuáles podrían ser? Entiendo que muchas personas bajo desconocimiento, desinformación, miedo, o simple comodidad sencillamente cedan alegremente al sometimiento de un profesional, el cual te intenta convencer que medicarle es lo mejor, que es por su bien, que todo será más fácil. Pero conmigo sintiéndolo mucho esto no vale, a mí no me molesta que mi hijo no pare, le molesta al centro. Parece que cuando un niño es diferente a la masa se le debe etiquetar, debe existir un problema, debe tener algo… ¿cómo es posible que un niño de 8 años piense y no acepte ser sometido sin razones? ¡Algo debe pasarle!   Analicemos un poco los test que aseguran que mi hijo padece un trastorno neurológico:  

  • A menudo no sigue instrucciones y no finaliza tareas escolares.

  Supongo que aquí no cabe en la cabeza de nadie el que las tareas escolares sean demasiado monótonas y aburridas. Que realmente no le están aportando más que un simple automatismo, y sobre todo, que posiblemente hayan pasado unas cinco horas del día realizando actividades similares.  

  • A menudo no presta atención suficiente a los detalles o incurre en errores por descuido en las tareas escolares.

  Vale, metámonos en situación. Nos levantamos a las ocho de la mañana, y de 9 a 2 la pasamos ininterrumpidamente tejiendo con un descanso de 30 minutos. Paramos para el almuerzo pero debemos tener el pedido listo antes de la noche, por lo que nos queda tarea en la tarde para probablemente dos o tres horas más, ¿Al final del día se te habrá escapado algún punto? ¿Indica que puedas tener falta de atención por ello o que has tenido poco tiempo para descansar y relajarte?  

  • A menudo está en marcha o suele actuar como si tuviera un motor.

  ¿Quién en su infancia no era así? ¿Ya lo hemos olvidado? ¡Qué pronto!  

  • A menudo tiene dificultades para mantener la atención en tareas o actividades lúdicas.

  Volvamos a leer el comentario de tejer.  

  • A menudo extravía objetos necesario para tareas o activdades.

  Yo a menudo tampoco recuerdo dónde dejé algo, ¿Tengo un trastorno? A veces ni recuerdo dónde aparqué el coche el día anterior, debo estar grave.  

  • A menudo correo o salta excesivamente en situaciones en que es inapropiado hacerlo.

  ¿Recuerdas cuántas veces te dijo tu madre “ven aquí, estate quieto,que aquí no se puede hacer eso”? Si lo recuerdas creo que ya sabes mi opinión.  

  • A menudo interrumpe o se inmiscuye en las actividades del otro.

  La educación no viene de fábrica. ¿Y si miramos el entorno del pequeño antes de incluirlo en este diagnóstico? ¿Realmente se le ha enseñado a no interrumpir? Es más ¿qué hay de malo en interrumpir? La curiosidad infantil no conoce de esperas. Todo es madurez.  

  • A menudo abandona su asiento en la clase o en otras situaciones en que se espera que permanezca sentado.

  ¿Cuánto tiempo lleva sentado? ¿Por qué esperamos que niños pequeños permanezcan sentados durante periodos largos de tiempo cuando lo que necesitan es simplemente vida?  

  • A menudo habla en exceso.

  ¿Y para qué estar callado cuando un niño lo que necesita es debatir,conocer y ampliar conocimientos? ¿molesta que hable?     Estas preguntas entre otras igual de absurdas y repetitivas, son las que diagnostican la probabilidad de TDAH en nuestros hijos, ¿Cuántos darían positivo? ¿No es absurdo?   El día 3 de junio ya tenemos la cita de salud mental, puesto que es lo único que me han ofrecido denegándome cualquier otro descarte en especialistas. Directitos al psiquiatra (ya sabía yo que algo locos sí estamos). Así que ya les contaré el chiste después de pasar por allí y seguir con mis preguntas.   Aquí encontramos al Dr. Fred Baughman, neurólogo infantil tirando abajo este trastorno.

Y en este artículo, aunque en inglés, encontraremos las palabras del padre del TDAH: El TDAH es un excelente ejemplo de una enfermedad ficticia    

34 thoughts on “¿TDAH? Sólo he encontrado barreras

  1. y si te dejas de justificar tanto a tu niño y haces lo q te piden los que SI saben?

    deja de perjudicar al resto, o llevalo a un sitio en donde no desentone

    1. Hola, ante todo bienvenido/a 🙂

      A pesar de que no debería ni siquiera dar explicaciones a una persona que se escuda en un anonimato para “intentar atacar” lo haré.

      Yo no considero que justifique en todo a mi hijo, más bien al contrario, trabajo muchísimo con él cada día para seguir avanzando. La medicación en esta vida no lo es todo, y cuando se puede evitar lo mejor es hacerlo, cualquier médico te lo puede confirmar.

      Tampoco considero que perjudique “al resto”, ¿en qué te basas para hacer tal afirmación? me encantaría conocer tus argumentos. Simplemente vivo mi vida junto a mis hijos y progresamos de la mejor forma posible, sin juzgar ni meternos en la vida de nadie 🙂

      ¿Crees que mi hijo desentona? ¿por no someterse? Pues mira si es por ese motivo igual sí, desentona en una sociedad que está carcomida por la autoridad, donde impera la ley del más fuerte sin importar las personas. Yo educo en valores y trato de que mis hijos sean personas ricas en ello. En este sentido, en mi familia nos encanta desentonar a pesar de que a otras personas, como es tu caso no les guste.

      Sin más gracias por leerme y dejar tu comentario, a pesar de que sean palabras vacías de personas que no tienen más argumentos que la falta de respeto 🙂

  2. Pingback: Bitacoras.com
  3. Pues tienes toda la razón, y ahora hay un exceso de diagnostico de Tdah. Hay un saquito para todos los niños que no son clones de los demás, los que son mas nerviosos, los que no tienen tanta concentración, todos van al saco. Conozco alguno diagnosticado con 4 años que ahora con 7 resulta que no tiene nada de nada.Y ha estado en un cole normal, con niños normales, porque dentro de la normalidad esta los niños que son distintos, los traviesos, los muy enérgicos, o los muy habladores o trastos muchas veces no tienen nada, solo tienen rasgos distintos.

    1. Es que eso es lo que pasa con los diagnósticos tempranos. Un niño es un niño,y también le influye mucho los factores que le rodean. Muchas veces cuando de verdad creemos que puede existir un problema deberíamos mirar más su alrededor y tendríamos muchas de las respuestas. Un besito!

  4. Querida, deseo tanto que salgas de esta incertidumbre y que os dejen de marear….

    Respecto al comentario que te han dejado, estoy de acuerdo, se cayó de la cuna fijo

  5. Ay, Zulema… De este tema no sé mucho todavía, aunque es verdad que últimamente es algo que aparece por muchos sitios, parece que quieran hacer ver que ahora todos los niños tienen TDAH. Pero vamos, esq si las características que pones en el post son las que se supone que tienen los niños diagnosticados de eso, pueden serlo casi el 100% de ellos fácilmente. Creo que no se debería olvidar que los niños, niños son, y que saltar, correr, interrumpir… son cosas que están en su ser. Si me dices que con 15 años siguen igual, pues oye, házselo mirar, pero ahora con 8!?!?! No entiendo nada. A seguir igual, preciosa! Un besazo y ánimo!

    1. Pues sí, generalmente esas con las características entre alguna que otra más a igual de absurda. OJO, que este test no lo hacen en el médico, es el test dignóstico que sale del centro educativo pero el que establece que pueda o no padecerlo. Ahora nos toca acudir a salud mental, a ver qué nos encontramos ahí. Un besote!

  6. Hola Zu! Comenté ayer desde el mvil pero se me borró grrr…
    Al mío le achacan “padres separados”… Si eres maestro y quieres a 20 niños quietos, que hagan tareas de 25 ejercicios los fines de semana y obedezcan sin rechistar ni nunca jamás expresar lo que realmente desean o lo aburrido que les resulta que confundan su energía con malcriación quizás deberías cambiar de profesión…

  7. Perdona el flood jaja le di a intro!
    Te iba a decir que nosotros buscando adaptarnos y trabajar la energía y el nivel de estimulo necesitado por mi niño hasta nos hemos cambiado de casa hace dos semanas para encontrar un espacio donde el pueda correr (no te estoy sugiriendo que hagas lo mismo, te lo estoy contando), estamos fraccionando la tarea y la profesora (contra su propia voluntad) ha cedido en lo que a regañinas al peque corresponde, le he pedido encarecidamente que dejara de decirle que lo ve nervoso porque el niño empezó a repetir lo mismo en casa.
    Mi niño ni TDAH ni nada, tiene su necesidad de estímulo distinto, su personalidad y su energía que unidos forman a un niño más inquieto que su hermana por ejemplo, pero eso únicamente quiere decir que yo como mamá necesito poner algo más de empeño en su educación y doblar la paciencia y listo, es mi hijo y al igual que todos en casa tiene el respeto y la comprensión que necesita.
    Cuando le vea el psiquiatra verás que el niño no necesita su ayuda, a lo mejor algún parámetro adaptable te dará pero por lo que dices lo único que le pasa es que es un trastín xD como el mío.

    Un beso, tu fuerte y para adelante.

  8. Creo que tienes muchísima razón, el test son puras generalidades que hablan simplemente de la infancia y un diagnóstico así con medicación no debería basarse en esas vaguedades fruto de una sociedad que no tolera la individualidad y mucho menos a los niños y a su espontaneidad.
    Mucho ánimo con toda esta lucha contra la intolerancia.

    1. ole y ole a cada una de tus palabras Silvia. A mí sinceramente me preocupa que se basen en preguntas así para tal diagnóstico, porque como bien dices son situaciones que simplemente describen lo que es la infancia, pero al parecer algunos pronto lo han olvidado 🙂

  9. hola guapa:

    mi hijo tambien tiene T.D.A.H., y lo que me preocupa no es que sea diferente, si no que esa diferencia le aparte de los demas, y le impida llevar una vida “iba a poner normal” pero voy a poner “coherente”. Si todos los niños son trastos, movidos, inquietos y a veces les cuesta hacer las tareas. Pero esto es un trastorno neurológico, avalado por cientos de profesionales. Mi hijo y yo estudiamos para un examen, se lo sabe a la perfección, y en el examen consigue un 3….., una y otra vez, da igual de la manera que lo estudiemos. No me preocupan las notas, sinceramente, me preocupa, que deje de intentarlo, que piense, que para que, si por mucho que se esfuerce no lo va a conseguir…. eso en todos los àmbitos de su vida. La medicación….. esta hay y es otro recurso, no el único, y verdaderamente les ayuda, a centrarse, a olvidar menos, a conseguir mejores resultados. Creo que no hay que demonizar nada, que es muy fácil hablar, pero cuando ves que tu hijo sufre, haces cualquier cosa para evitarlo. Es mi húmilde opinión.

    1. Hola Luisa, sobre todo decirte que tu niño no es diferente, es un niño como todos los demás, ninguna persona es igual a otra y cada uno tiene sus dificultades en diferentes temas o aspectos en la vida. Discrepo contigo en el “trastorno neurológico”, pues si bien es cierto que se diagnostica así no hay prueba médica que pueda verificarlo, no existe, y de hecho los neurólogos se desentienden de este tema, es un diagnóstico puramente clínico y he ahí su peligro. Se basa como bien sabes en test y en la opinión de profesionales, que no dejan de ser personas y totalmente ajenas a ese niño. Hay muchísimas formas para ayudarles a mejorar y esa medicación no tiene porqué formar parte de ese proceso, ya que primeramente no garantiza ningún beneficio, y si te paras a leer su prospecto es bastante peligrosa como para al menos pensárselo antes de llevársela a la boca. Son simplemente derivados de anfetaminas, un psicoestimulante de duración prolongada, no cura nada, sólo le mantiene “tranquilo”. Comprendo tu postura pero no la comparto. Un besote!

  10. No hagas ni caso, tu hijo es un niño normalísimo. El profesor no se ha planteado q quizá sea él quien no consigue captar su atención. No te dejes engañar, solo buscan ampliar el mercado de las farmaceuticas. Hay q ser muy valiente para decir no, y tu lo eres.

  11. Hola Zulema,

    No había visitado tu blog hasta ahora, y te doy la Enhorabuena. He de decir que tienes razón en lo que dices. Pero también me gustaría dar otra visión, cómo la mía que soy madre de un niño con TDAH pero con poquita hiperactividad.

    Mi hijo ahora tiene 17 años, y cuanto se le diagnosticó todo esto del TDAH no estaba tan “de moda” en nuestro país. Mi hijo realmente tenía un problema. No solo se trata de que sea un niño “inquieto”, o “que se levante de su sitio”, etc. Mi hijo era infeliz. Tenía que ver cómo mi hijo con tres añitos realmente sufría porque no era capaz de aprender cómo el resto en la clase, por mucho que la profesora le prestara más atención y yo me sentara toda la tarde con él ha intentar hacer los deberes, con diferentes métodos. Era increíble, coloreaba todos los dibujos negros en el cole, símbolo de lo mal que lo pasaba.

    Tuve que remover cielo y tierra para dar con el problema. Antes de que me dijeran nada probé mil cosas, ni te imaginas.

    Finalmente le diagnosticaron TDAH y me hablaron de la posibilidad de aplicar medicación. Tras informarme mucho y en muchos sitios, no solo en el centro de salud, decidí probar. No es un fármaco que les “tranquilice” para que los padres no “nos pongamos nerviosos con el niño”. Es un fármaco que les ayuda realmente a concentrarse. Y tengo que decir que esa medicación, unida a muchisiiiiiiimo trabajo en casa y en el cole, han ayudado a que mi hijo controle su problema, y sepa desenvolverse en sociedad. Ahora ya no toma medicación, ya que se la han ido retirando poco a poco. Está en bachillerato, y le cuesta mucho, pero ha aprendido a controlarlo.

    Es un tema complicado, y también creo que realmente en los últimos año se ha puesto “de moda” y a muchos niños más inquietos de lo normal se les tacha de hiperactivos enseguida. Pero también te digo que yo y otras muchas familias hemos sufrido muchísimo por nuestros hijos, y hemos visto la peor cara de este transtorno.

    Nada más, solo quiero que también se entienda la postura de de las madres que damos medicación a nuestros hijos. Porque la mayoría lo hemos pensado muchísimo y estamos bien informadas

    Un saludo!

  12. Hola. he leído con interés tu post, y como padre de un hijo diagnosticado como TDAH, y estando yo mismo diagnosticado, me gustaria hacerte algunos comentarios:

    * En primer lugar, ten mucho cuidado con los diagnósticos: en nuestro caso estuvimos más de un año con entrevistas y pruebas sólo a nosotros, la familia y, en la medida que quisieron ayudar, el colegio, antes de que empezaran a estudiar al niño. El TDAH a esa edad se manifiesta en el niño principalmente como estrés, pero ese estrés que ves puede tener muchísimas causas. El diagnóstico se hace por eliminación: una vez que se han eliminado todas las otras posibles causas que pueden ocasionar ese estrés (desde una mala situación familiar a maltrato en el colegio) puede empezar a considerarse que es posible que tenga TDAH. Un problema importante que tiene la psiquiatría de escuela ‘americana’ es que es muy conductista, y ante la menor apariencia de problema se lanzan a decir que tiene TDAH, y a darle pastillitas. Y en la mayoría de los casos, empeoran el problema. Asi que tened cuidado, porque a pesar de lo que digan, no existe actualmente ninguna prueba diagnostica que diga que un niño tiene TDAH; el diagnostico es un proceso largo y complejo.

    * En segundo lugar, hay que tener mucho cuidado cuando se leen test o manuales como el DSM: muchas expresiones que nos parecen ‘normales’ es posible que no estén usadas en ese sentido, sino en un sentido restringido que quizá no se entienda adecuadamente si no se tiene el adecuado contexto; por ejemplo, cuando un psicologo indica que “A menudo interrumpe o se inmiscuye en las actividades del otro” no se refiere a que lo haga una o dos veces al día, se refiere a que lo hace constantemente. Eres libre de creerte o no mi experiencia, pero un niño con TDAH no es un niño inquieto: es el Taz, el Diablo de Tasmania. Y lo malo es darte cuenta de que no lo hace conscientemente, es que no puede evitarlo; no es posible enseñarle como a un niño ‘normal’, hay que enseñarle tñécnicas psicológicas para que pueda reconocer el problema y evitarlo antes de que se produzca.

    * Lo que nos lleva al tercer lugar: La principal terapia es psicológica, y gran parte de esa terapia la tendréis que realizar vosotros, los padres. La medicación es sólo una ayuda transitoria que le hará estar concentrado el tiempo suficiente como para que esa ayuda psicológica ‘prenda’, no es en ningún caso la solución. así que si no tenéis ese apoyo psicológico gritad y patalead, porque lo único que van a hacer es retrasar la aparición de verdaderos problemas-

    * En cuarto lugar, ten en cuenta que la T viene de ‘trastorno’: tu hijo no tiene ningún problema de por si por tener déficit de atención; depende de como encaje en el entorno el que eso le pueda ocasionar o no un trastorno. En déficit de atención sólo hace que sea distinto de lo que se considera un niño ‘tipo’ (sea lo que sea lo que signifique eso); si puedes construirle un ambiente en el que no le de problemas, pues mejor para él, pero ten en cuenta que, por desgracia, no va a estar siempre en ese entorno, así que más le vale aprender a adaptarse. Es una desgracia y es injusto, pero es así. Es como si viviéramos en una sociedad en que lo más importante es el baloncesto, y nuestro hijos midieran 1’50. O aprenden a usar sus habilidades, o serán unos inadaptados, Por otra parte, si viviéramos en un entorno de cazadores-recolectores, estos niños serían los reyes, porque como contrapartida a no poder concentrarse más de 15 minutos en una sola actividad, pueden estar haciendo cuatro o cinco cosas a la vez sin demasiados problemas.

    * En quinto y último lugar; la medicación con metilfenildato es realmente efectiva, SIEMPRE QUE EL NIÑO TENGA REALMENTE DÉFICIT DE ATENCIÓN. Cuando después de muchas dudas y de investigar mucho, nos decidimos a probar, nos parecía que nos habían cambiado al niño. De hecho, un psicólogo muy especializado en el tema nos contó en una charla, que realmente, la única prueba real que existe para saber si un niño tiene déficit de atención es darle metilfenidato. Si se calma, bingo; si lo tenéis que bajar de la lampara, es que hay que seguir investigando. Que no os digan que hay que cambiar de tratamiento: no tiene déficit de atención y punto, el problema es otro. Que no quiero decir que el tratamiento no tenga otros problemas, pero os puedo asegurar, después de mas de ocho años, que ninguno supera a las ventajas. Eso si, como he indicado antes, se trata sólo del andamio; el verdadero trabajo es psicológico.

    Bueno, perdón por el tocho que me ha salido, pero es que después de tantos años investigando y leyendo, creo que tengo una experiencia que puede ayudar; de todos modos, no es el fin del mundo; yo lo he superado a pelo (bueno, bebiendo café por litros) y he acabado terminando una ingeniería, y mi hijo lleva el bachillerato bastante mejor que la media de su clase, así que queriendo salir adelante, se sale.

    En fin, un saludo; poneros en contacto conmigo si puedo aclarar algo más, o puedo compartir alguna experiencia más

    1. Es lo más coherente que he leído.
      Definitivamente tu sí sabes lo que es tener un hijo con TDAH, lamentablemente mientras no lo vivan, nunca podrán entenderlo.
      EL post fue totalmente superficial.

  13. HOla, he leido con atención vuestros comentarios ya que este curso mi hijo ha tenido problemas en el cole. La profesora sólo me decía que lo llevara a un psicólogo, cuando ya estaba atento el psicopedagógo del cole, y que seguramente era TDAH.
    Es muy movido, pero se centra, en sus dibujos en la tele, en sus juegos, incluso con su hermana, y haciendo los deberes en casa con una profesora que he tenido que buscar. Pero sigue siendo movido, y toda la información que me habéis facilitado la pienso estudiar. Mi amiga tiene 2 hijos con el trastorno y están medicados. Si fuera mi caso yo también seguiría intentando no medicar, pero si es necesario y el niño mejora, y puede llevar una buena vida, yo le daría la medicación. Pero no creo que todo se quede ahí. Cómo Jose Ramón ha dicho, nadie mejor que él para darnos su opinión.

  14. Hola, me parece que cada persona debe tomar sus propias decisiones y es libre de expresar sus opiniones, pero de eso a tomarse la libertad de negar la existencia de un trastorno hay un paso muy grande. Cada vez existen más niños diagnosticados de tdah? Pues claro! Antes de descubrir la hipertensión la gente se ,orgía sin saber de que y ahora ¿cuantas personas tienen hipertensión? Cada vez más verdad? Es muy simplista decir que no existe! Para las personas que lo padecen y para su familia es muy real, no es un niño movido como todos, es que mientras ve la tele hac abdominales, no es que interrumpa, es que no sabe que esta interrumpiendo, no es que se aburre de hacer tantos deberes, es que de repente en sexto de primaria un día cualquiera no sabe sumar! Podría decir tanto! No infravaloréis un trastorno que tanto esfuerzo supone a los niños. Un trastorno que es peor porque no se ve, si tu hijo es ciego nadie la va a obligar a leer, pero si tiene tdah si le van a obligar a concentrarse, estar quieto…..

  15. @Zulema de Mamá es bloguera Bueno, realmente se han hecho pruebas en las que se demuestra que el cerebro crece de forma diferente en personas que tienen tdha y las que no, el tema es que son pruebas muy caras como para realizarlas a cada paciente por esa razón y viendo que hay unos parámetros que se repiten en todos los casos les basta con los parámetros… esa fue la explicación que me dio la NEURÓLOGA pediatrica que lleva a mi hijo… también me explicó que el tdah no es un trastorno como tal, el trastorno aparece cuando el tdah no te permite realizar tareas diarias… sobre los estudios neurológicos puedes encontrar mucha información… http://www.fundacioncadah.org/web/articulo/etiologia-del-tdah.html

  16. Buenas, mi hijo mayor está diagnosticado de Déficit de atención por inatención, ante todo decirte que, en mi caso, la primera vez que fui con mi hijo a un terapeuta pensaba que el problema estaba en un divorcio traumático pero al pasar el tiempo la misma terapeuta me recomendó derivarlo al pediatra y hablarlo con ella no fuese a ser que justificasemos su comportamiento a problemas “ambientales” y se ocultase algo más detrás (tras tres años de visitas). explicar aquí cuantas cosas me hacian encender las alarmas sería largo, la cuestión es que le veía esforzarse por hacer las cosas “bien” y frustrarse porque no era capaz… hay ciertas cosas que me llaman la atención de lo que has escrito como que el diagnóstico llegue desde la escuela y te deriven al pediatra directamente para “medicarlo”.  En mi caso la pediatra pidió una interconsulta con neurología infantil de mi hospital, nos dieron los test esos de los que hablas como guía inicial sobre lo que veíamos en casa y luego la neuróloga y la psicóloga infantil del hospital le hicieron pruebas durante unas cuantas sesiones… tras esas sesiones nos dieron la valoración… deficit de atención por inatención una memoria de trabajo por debajo de lo normal y una difícil valoración de otros items debido a la disparidad de los resultados (unos muy bajos y otros muy altos) lectoescritura de un niño de siete años (tiene once) etc… También valoraban la posibilidad de medicarlo aunque recomendaban antes de llegar a ese punto realizar unos “cursillos” escuela de padres para mi y curso de habilidades sociales para mi hijo, cambios en la escuela y mucho trabajo junto a la escuela… no sé, como ves muy diferente a lo que planteas que te ha pasado a ti… y sí, todo a través de NEUROLOGÍA donde también nos explicaron las investigaciones que se han hecho y los avances qeu hay respecto a este “problema”… suerte y no te conformes… como dices tu, hay mucho mal diagnóstico y si realmente ha sido así creo que han diagnisticado muy a la ligera… la medicación es la última opción… hay muchas técnicas antes y mucho camino que recorrer…

  17. EstherAmigoLazaro Pues me sorprende, sinceramente. Aquí en Gran Canaria neurología se ha desentendido de estos casos, y eso son palabras de la propia pediatra. Me negaron cualquier tipo de consulta y/o prueba y derivaron directamente a salud mental.

  18. Mama es bloguera EstherAmigoLazaro por eso te digo que me sorprende, aquí cuando te mandan a salud mental es porque creen que es algún tipo de problema emocional, ahí fue al primer sitio donde me derivaron antes de pensar que podría haber algo más además de una situación complicada, cuando la situación se “relajó” y el niño seguía igual fue cuando pensaron que tal vez… y me derivaron a neurología.. puede que en cada comunidad sea diferente, ahí no llego

  19. EstherAmigoLazaro Puede ser… nosotros pasamos casi todo un curso con la orientadora, con ella también hicimos los test que supuestamente indican si puede tener tdah siendo su resultado de un riesgo moderado. Con esos documentos e informe de la orientadora del centro acudí a pediatría que fue lo que me dijeron, y ahí directamente a salud mental

Responder a Inma Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies