Redes sociales y niños: Instagram

Redes sociales y niños: Instagram

    Ya han pasado las fechas navideñas, y como era de esperar sus majestades los Reyes Magos de oriente han vuelto a dejar tecnología a los pequeños de la casa.   Como ya les comenté hace muy poquito, éste sería el año en que mi mayor tuviese su propio teléfono móvil con una serie de condiciones que debería cumplir si quería mantenerlo.

Condiciones que vienen dadas no porque yo no confíe en ella, sino porque soy consciente de que mi hija aún no tiene la madurez que realmente va a necesitar para detectar algunos peligros o engaños que un adulto identificaría fácilmente.   Días después, me encuentro con una plaza que está llena de niños y jóvenes que ya tienen un teléfono móvil, independientemente de su edad. Los hay que lo han tenido como hija, a sus casi doce años, pero también he encontrado niñas de siete años con smartphones propios en la mano y haciendo uso de toda clase de apps.  

En este post quiero centrarme en Instagram. Por lo que he podido ir viendo en este corto tiempo, es una red social a la que los padres restan muchísima importancia porque “eso sólo es para las fotos”.

He podido comprobar que existe un gran desconocimiento sobre el mundo de las redes sociales, y lo que es peor, un nulo interés por conocer cómo funcionan realmente y si es seguro o no para los pequeños.

La seguridad de los niños, tanto en la calle como en la red es algo que no debemos tomar a la ligera.

¿Verdad que no permitirías que tu hijo se fuese de paseo con un desconocido? ¿Pues por qué ibas a permitirlo a través de internet?

  Es cierto que Instagram es una red social que se usa básicamente para fotografías, pero no podemos olvidar que es para PUBLICACIÓN.

Un niño con un teléfono móvil en la mano y acceso a esta red social, es muy probable ( y de hecho sucede) que esté continuamente publicando fotos en su perfil junto a sus amiguitos. Los niños no tienen apenas conocimientos de seguridad en internet, y por lo tanto ni siquiera se les pasa por la cabeza que puedan existir unas opciones para hacer su perfil privado.

De hecho a muchos padres ni siquiera se les pasa tampoco por la cabeza que las fotos que su hijo está haciendo vayan a ser accesibles por cualquier clase de persona con fines desconocidos. O lo que es aún peor, que nuestros hijos con ánimo de “dar visibilidad” (entrecomillo porque ellos ni siquiera tienen total consciencia sobre eso) usen etiquetas donde incluso puedan revelar su ubicación actual.

Pero la realidad es que esto sí sucede, aquí tenemos un pequeño ejemplo de fotografías encontradas simplemente buscando por la etiqueta #parque:    

 

Búsqueda por etiqueta en instagram  

Imagen obtenida al buscar por la etiqueta #parque.  

 

Fotografías de instagram

 

  Fotos de menores publicadas en instagram, las cuales ni conozco ni tengo añadidas pero a las que puedo acceder perfectamente.    

No sólo vamos a quedarnos en este punto, porque este tema va aún un poco más allá. ¿Lo que pasa en Instagram se queda en Instagram? ¿Qué creen?  

Lo que pasa en Instagram puede extenderse en sólo dos segundos por cualquier otra red social.

Basta que uno de nuestros contactos le dé a me gusta en nuestra foto, y a la vez tenga su perfil conectado a otras redes sociales para que esa fotografía no sólo se extienda, sino que pueda quedar permanentemente en la cuenta de otra persona, como es el caso de Facebook. Veamos el ejemplo:  

 

De instagram pasa a facebook  

 

Esta red social también tiene una edad mínima, que no es visible a la hora de registrarnos pero que sí existe y son 13 años.

Aún así la edad me parece muy corta ya que con 13 años aún no tienen la madurez necesaria para entender algunas cosas, pero al menos tratemos de que se cumpla este requisito.

Que un niño con siete años como he llegado a ver ande publicando fotos en una red social, la que sea, es una auténtica barbaridad.  

Aún cumpliendo el requisito de edad mínima, sería muy recomendable que el perfil fuese privado, sin olvidar que las fotos pueden extenderse como ya acabamos de explicar. Para facilitar esta tarea vamos a explicar cómo pasar nuestro perfil al modo privado en imágenes:  

 

Ir a perfil  

Hacemos click donde indica la imagen para acceder a nuestro perfil.  

 

 

Editar perfil  

Otro click donde nos dice editar tu perfil.

Perfil privado  

Marcamos la casilla, aceptamos la confirmación y le damos a guardar cambios para hacer nuestro perfil privado. De esta forma la red social nos pedirá confirmación cuando alguien quiera seguirnos y tener acceso a nuestros contenidos en instagram.  

¿Qué opinas de que haya tantos menores usando redes sociales libremente por desconocimiento de los padres?  

10 thoughts on “Redes sociales y niños: Instagram

  1. Y yo, tan computarizada, pensaba que Instagram era solo un programa para sacar fotos con trucos, contrastes, etc, ooooooooooooooooohhh!!!!!!! NO PUEDEN USARLO LOS NIÑOS, NOOOOOOOOOOOO!!!!!!! Se exponen a los pedófilos! Entre otros, claro! Muy bueno, ya veré como hacer yo para ponerlo, que lo había desestimado, pero para el blog, jajaja! 😉

    1. Ése es el principal problema Patricia, que muchos padres no saben ni que realmente es una red social ni su funcionamiento. Pero lo que peor me parece es que le pongan en las manos algo así y ni siquiera se molesten en saber qué es, cómo funciona y si es seguro o no para esos niños. La desinformación y el desinterés reina y es un problema enorme. Un besote!!

  2. Hola Zule, super interesante mi usuario ya es privado desde que lei tu post esta mañana, ya que lo que me ha preocupado es que mis fotos pasen al facebook de cualquier persona con lo que veo que la politica de privacidad no sirve para nada no?
    Yo no lo tengo conectado a Facebook solo conecto las fotos que yo quiero a Twitter.
    Gracias por la info

    Teresa

  3. Ahhh y esas fotos son suaves yo he visto fotos y videos de menosres que alucinas para ellos no hacen nada pero mirado desde el punto de vista adulto se ven muchas cosas en sus fotos.

    1. Hola Tere!! Pues habrá que comprobar si teniendo el perfil privado quedan también guardadas las fotos. Lo cierto es que como alguien te dé un me gusta y tenga su perfil conectado a otras redes, al menos en Facebook se las almacena en un álbum por lo que quedan de forma permanente en su perfil mientras tenga esa aplicación autorizada. Los de las fotos sí, hay otras bastante peores pero no quise sacarlas. Lo que está claro es que los niños no tienen la madurez para entender las consecuencias que pueden traerles estas cosas, tanto a corto como a largo plazo y se está convirtiendo en una problemática grande y real. Besotes!!

      1. hola me llamo jeannali de los angeles gil Rodrigez le estoy escribiendo para preguntarle como yo me puedo habrir un instagran por favor respondame

  4. Zulema, q interesante. Yo no tng iatagram pero me parece q estamos competamente expuestos. Y la gente da a los ninos para q se entretegan el movil y es un error. X no hablar de los chavales con unos movilazos q para ue los usaran. Que desproposito. Eso si q es vivir x encima de las posibilidades. Pero bueno eso ya es otro tema. Muchas gracias. Muy interesante. Otro lugar del q proteger a nuestros ninos. Bsss

  5. @charlandoenelpatio Me alegra que te haya gustado!! No es malo que los niños tengan su propio móvil, siempre a partir de una edad determinada.. lo que es malo es que los padres no estemos formados y no podamos supervisar ni educar en el 2.0. Un beso!

  6. Y no sólo Facebook, la cosa es peor, yo no tengo Facebook ni Instagram pero con mi móvil puedo desde Google simplemente acceder a una cuenta abierta de Instagram, sacar una captura de pantalla y ya la tengo almacenada para siempre en mi móvil. Puedo ampliar la fot, ver detalles y si está geoetiquetada ver dónde se ha hecho esa foto, dónde vive esa persona…

  7. Desgraciadamente somos pocos los padres que tomamos conciencia de los peligros que supone el acceso a redes sociales por parte de los menores. La mayoría, no creo que sea tanto por desconocimiento sino por desinterés y falta de atención, hace la “vista gorda” y lo dan por hecho como si todo fuera normal a estas edades.
    Ser padres implica criar y educar. No sólo ocuparse de las necesidades básicas de los hijos (alimentación, higiene, …) sino de educar, enseñar lo que está bien o mal, lo que pueden hacer o no en función de su edad, …
    Es una tarea ardua a la que nos dedicamos los padres comprometidos. El problema es que hay demasiados niños “abandonados” por los padres en este aspecto (control, supervisión paterna) que ejercen a conciencia su influencia negativa en los que tienen una educación guiada, lo que se convierte en una doble batalla: educar en el manejo de las redes sociales y LIBRARSE DE LAS SANGUIJUELAS que no las supervisa nadie y quieren que los demás hagan lo mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies