¿Qué coño pasa en el colegio?

cole

Y así de claro ya me lo pregunto. ¿Qué coño está pasando? Estoy quemada, muy muy quemada.

 

Ayer mismo comentaba en Twitter con algunas mamás mi asombro por las notas que la profesora de mi hijo me estaba mandando a casa donde me decía que el niño no estaba haciendo sus deberes. La de ayer exactamente contenía unos 20 ejercicios de lengua junto a un “no ha trabajado en todo el mes”.

Conociendo a G tanto como que yo misma lo parí y sabiendo de su afición a esconder deberes para trabajar de menos, al momento de ver la nota me encendí, y como sabía que estaba de los nervios decidí relajarme un poco primero para después hablarlo con él. Pero me pudo, mis nervios, rabia, impotencia o como se quiera llamar me pudo en ese momento, y cometí un gran error que fue no hablar primero tranquilamente, sino que directamente le acusé de volver a esconder las tareas incluso le dije que no iba a poder ir a la primera fase del concurso de murgas, y pensaba cumplirlo. Pero de repente veo que G se queda asombrado, y muy tranquilamente me dice “vale mamá, pero te estás equivocando”, para seguidamente sacar su libreta y comprobar los dos juntos, uno a uno, que salvo tres ejercicios todos estaban hechos, y hechos conmigo. El problema es que la primera libreta se le ha terminado y ahora tiene la nueva, por lo que parte de esos deberes quedaron en la antigüa, que igualmente tenía en su mochila y la profesora pudo comprobar. ¿Qué está pasando?

 

Mi intención era hablarlo hoy mismo con ella a la salida del colegio, pero no coincidimos, y para gracia me llega otra nota similar de tareas que una vez más sí están hechas. Le pregunto a mi hijo si entregó la nota que le hice ayer sobre esos ejercicios y me dice que sí, pero que la profesora le dijo que esos negativos ya estaban puestos y no podían modificarse.. ¿CÓMO? ¿Calificas a un niño negativamente por no molestarte en comprobar y aún tiene que pagarlo el crío? ¿Qué coño está pasando?

 

Yo sé que a G le cuesta un mundo el hacer deberes, le cuesta centrarse, no le gustan las tareas del cole, pero lo está haciendo… está poniendo todo su esfuerzo en ello, y ¿para qué? ¿para que le tengan una etiqueta y ni siquiera se molesten en comprobar sus libretas?

 

No hacen más que desmotivarle y yo ya no sé ni qué hacer. No se le reconocen sus logros y sí se le machacan sus fallos, y siento que así no llegamos a ningún lado. Tiran por la borda gran parte del trabajo hecho en casa gratuitamente y sin motivo alguno y yo ya estoy cansada. Si no hay ganas de trabajar que se queden en casa y den paso a profesores con verdadera vocación, amor por los niños y por la enseñanza pero que no desmotiven así a pequeños de sólo ocho años que aún tienen muchísimo camino por recorrer.

 

Aprovecho este post para compartirles también el que Alberto Pizarro ha publicado hoy en el blog de Fluff, Desgaste y pereza, nuestro sistema educativo. Un post sencillamente magnífico que nadie debería dejar de leer.

25 thoughts on “¿Qué coño pasa en el colegio?

  1. No me lo puedo creer!! Mal por la profesora que no se ha molestado en leer las anotaciones, ni comprobar el otro cuaderno. Pero mal, muy mal que no le quite los negativos por algo que G. no ha hecho.
    Realmente, no lo entiendo, y me tienes aquí, encendida, como tú, porque eso no debería ser así.
    Todo el esfuerzo que hemos visto que has hecho con G. más su esfuerzo debería ser recompensado, y no ser gestionado así.

    1. Yo eso no me lo explico Marta, cómo le dice que no le quita esos negativos por algo que claramente ha sido su error y no el del niño. No hacen más que desmotivarle y esta situación a mí ya me está desesperando porque en casa trabajamos mucho justamente para lo contrario, para que lo tome con ilusión y ganas!!! Encima me ha dicho que es que ni siquiera corrigió con el libro sino por las libretas de otros compañeros, no puedo entenderlo pero pronto tendremos una tutoría.

  2. Pingback: Bitacoras.com
  3. Hemos llegado hace muy poquito a la blogosfera pero está claro que los problemas que planteáis aquí son muy reales y están a la orden del día. Si bien es cierto que hoy muchos padres consideran que son los profesores los que deben educar a sus hijos, por lo que se desentienden de este aspecto fundamental de su formación, también es verdad que el nivel del profesorado a veces deja mucho que desear. Creo que parte de la culpa reside en el hecho de que muchas personas que eligen cualquiera de las variedades de la carrera de magisterio, no lo hacen por su pasión por la enseñanza sino porque no han sido capaces de tener mejores notas para otras carreras o porque aspiraban a un puesto de funcionario en el que apalancarse de por vida, sin tener que demostrar su valía más que en unas simples oposiciones.
    Obviamente ¡no te recomiendo hacer tal crítica a la profesora de tu hijo!, pero quizás si te reúnes con la profesora y la tutora, y todos ven que realmente sois una familia preocupada por su aprendizaje, reflexione sobre su actitud y tu hijo no deba pagar las consecuencias de un sistema absurdo en muchos casos.

    1. Bienvenidos!! No lo considero una crítica hacia la profesora, simplemente expongo mi situación y lo que estamos viviendo pues no es fácil para nosotros. Vamos en ningún momento se ha publicado este escrito con intención de criticar y sí con el de hacer ver una problemática que probablemente no sólo esté viviendo yo. Tengo tutorías mensualmente con su profesora precisamente porque sé que a mi hijo le cuesta un poco más que a otros niños el estudio, y sabe de sobra que yo estoy detrás de él y que tiene apoyo en casa, pero no veo normal que la motivación que saca de aquí sela quiten en el colegio simplemente por no molestarse en comprobar las cosas. Gracias por tu aportación y ahora me pasarépor tu casita!!

  4. Yo ayer hable con la profesora de mi hija, y me quede alucinada, me dijo que era muy inteligente, pero que no tenía fundamento, no sabía comportarse, a la mínima se levantaba y jugaba, la solución a este problema era sencilla, mucha reglas y mucha disciplina.
    Mi hija tiene cuatro años.

    1. Obviamente eso es lo que hacen los niños de cuatro años, levantarse a jugar, a saltar, a gritar y a volverse locos,, porque en eso consiste la infancia.. ¡necesita explorar! No puede pretender que estando en preescolar tenga el comportamiento den iños de sexto de primeria, es algo absurdo. ¡Ánimo!

  5. Sabes lo que me hace mas gracia de esta situación; es que si luego hablas con profesores te hablan de como los inspeccionan, que ellos tienen que cumplir con su deber porque aunque sean funcionarios sí los pueden despedir. JA
    Necesitamos profesores con vocación, personas motivadas y con ganas de trabajar.
    Para tí mucho animo, y no te achiques si ves que el tema no está bien habla con dirección.
    Un besito para G.

  6. Espero que puedas hablar con la profesora para aclarar todo esto, porque desde luego lo que no se puede hacer es etiquetar a un niño así sin más.

    Ánimo!

    Un abrazo

  7. Vaya Zulema, sí que lo tienes que estar pasando mal…pero desde luego, no hay derecho a que etiqueten a un niño así. Creo que lo primero que deberías hacer es hablar con esa profesora a ver si entra en razón y se da cuenta que así no se hacen las cosas, y menos con niños de 8 años. Mucho ánimo!!!!

  8. no sé si yo lo hago bien, nueri, y la verdad, no me he encontrado en ese caso, aunque sí con una profe que pasaba de si el niño trabajaba o no. Pero siempre he tratado de quitarle hierro al asunto y hacerle ver al niño que la profe “estaría cansada y no dió cuenta de lo que hacía”.
    Tu lo has hecho bien, y yo lo sé, y eso basta, eso sí, notita a la profe, muy educadamente de revise bien lo que hacen los alumnos.

    1. Por supuesto suegra yo al niño en ningún momento le he hecho ver que la profesora ha obrado mal, creo que el respeto debe conservarse sobre todas las cosas y más en estos momentos. De hecho mensualmente tenemos tutorías para ver la evolución del niño en clase, ssólo la profesora y yo. Besos!!

  9. Pues no me extraña que estés cabreada, porque con lo que has trabajado para motivar a G, que te lo tiren por tierra por incompetencia, pues es para moder a alguien.
    Habla con ella, pero no lo hagas delante de G, pues si siente que le “quitas autoridad” será peor, para todos. Pero déjale clarito que estás encima, de G, de sus deberes, y de las correcciones, y que no vas a permitir que te tire por tierra al niño. Y si hace falta hablas con dirección, con inspección de educación, y con quien haga falta.

    Hay que dar caña a los malos profesores, que eso es responsabilidad nuestra. A quien no le guste el trabajo, que lo deje, ¡será por universitarios en este país!
    Me enciendo, con este tema me enciendo y mucho…

  10. Qué impotencia tan grande saber que ocurre esto y que será el pan nuestro de cada día. El otro día en una tienda de barrio la dependienta cometaba que su hija de seis años se levantaba por las mañanas diciendo que se quería morir, que no quería ir al colegio, y que lo decía bastante angustiada pero su madre se lo tomaba a risa pensando en todo lo que le quedaba en la vida como para sentirse así con SEIS AÑOS!!
    Yo también tuve problemas en el antiguo colegio de mi hijo y lo más grave para mí es el corporativismo y la autocrítica cero por parte del profesorado. Se cierran en banda en la idea de que pierden autoridad y que los padres nos ponemos de parte de nuestros hijos y eso no nos permite comunicarnos, para hablar de qué? yo lo hago bien y delante tengo un padre que me cuestiona y el equivocado es él. Punto. Partiendo de esto no tengo nada que hablar con nadie. Eso me ocurrió a mí.

    Mucha suerte y un abrazo.

    1. Qué horror lo de esa niña Inma!! ¿Cómo pueden no tener en cuenta lo que la niña dice? Pobrecita….

      Por otro lado tienes gran parte de razón en lo que dices, muchas veces se cierran en banda pero ya no el profesorado en sí, sino la propia dirección. El curso pasado mi hijo me comentaba que en clase no hacían nunca nada, y ciertamente nunca traía tareas ni nada a casa pero evidentemente yo eso no me lo podía creer. Cuando terminó la primera evaluación y trajo a casa los cuadernillos de esos tres meses (tienen un cuadernillo por cada evaluación) y veo que el niño sólo tiene hechas dos páginas casi me da algo. Llamé a otras madres a ver si estaban igual que el mío y efectivamente, en clase no hacían nada. Estuvimos presentando muchas quejas durante meses, y finalmente en el último trimestre cambiaron al profesor pero claro, ya era tarde para algunos niños que atrasados tuvieron que repetir el curso.

Responder a Nube Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies