Pendientes en las niñas al nacer, ¿sí o no?

Pendientes en las niñas al nacer, ¿sí o no?

  Llevo unos cuantos días leyendo diferentes opiniones al respecto. Hace nada ha saltado a las redes la noticia de que en Reino Unido se recogen firmas para establecer la prohibición de poner pendientes a las niñas al nacer.

Muchos en este punto dirán que estamos perdiendo el norte y que no tiene nada de malo, así están más guapas, se sabe que son niñas, y total, eso es una decisión personal que sólo incumbe a los padres, ¿verdad?

Si nos remontamos e indagamos un poco en la historia, podemos ver que el uso del piercing (o perforación en una parte del cuerpo) tiene raíces más bien culturales. En algunas tribus se usaba en un lugar específico para reconocer que esa persona pertenecía a dicha tribu. En otras en cambio, se utilizaba como signo del paso a la edad adulta. En la actualidad las perforaciones en el cuerpo se realizan simplemente por estética o belleza. Entonces, ¿por qué imponerlo a bebés que no tienen uso de razón ni capacidad de decisión? Si bien es cierto que los padres podemos e incluso debemos en muchas ocasiones decidir por nuestros hijos, debemos cuidarnos de tomar decisiones lo más acertadas posibles, y que de verdad sean realmente necesarias para su desarrollo. Un bebé no necesita que le perfores las orejas, ni por salud ni por estética. Le estamos causando un dolor totalmente innecesario, porque sí, los bebés sienten dolor aunque a día de hoy existan muchas personas que aún se atreven a afirmar lo contrario.

Y no sólo los expones al dolor, también los expones a posibles infecciones, alergias, e incluso rajaduras ya que el bebé no es consciente de lo que lleva en la oreja y en cualquier momento podría tirar del pendiente.

Cuando agujereas las orejas de tu bebé, pasarán hasta tres meses para que esa herida le cicatrice. Estamos tomando una decisión desde el más absoluto desconocimiento, ya que aún no sabemos cómo será nuestro hijo ni qué pensará al respecto. Estamos dejando en su cuerpo un agujero que quizá, con el tiempo, él rechace.

Puede que jamás se hubiese hecho esa perforación y nosotros ya la habremos realizado simplemente porque nos apetecía que así fuese. ¿Te imaginas que tu madre hoy en día decidiese que debes agujerearte la lengua, y no tuvieses opción a expresar que tú no quieres eso?

Pues eso es ni más ni menos lo que estamos haciendo con ese pequeñín. Que nuestro hijo/a lleve un piercing es una decisión que no tiene ninguna prioridad ni debemos tomar nosotros. Cada uno es libre de decidir lo que quiere hacer con su cuerpo y una cuestión puramente estética corresponde solamente a la persona sobre la que se va a realizar.

Si aún no tiene uso de razón ni puede decidir por sí misma, no hay motivo alguno para hacerlo, no cuesta nada esperar unos años y que sea él/ella el que lo solicite si así lo desea. Las razones para esperar a que el niño lo pida son exactamente las mismas por las que se decide realizarlo de bebés. Cuando debas tomar una decisión sobre un cuerpo que no te corresponde, procura que sea del todo necesaria y no para satisfacer un capricho propio.

Los padres somos los responsables de nuestros hijos, pero no somos dueños de ellos.

6 thoughts on “Pendientes en las niñas al nacer, ¿sí o no?

  1. No sé… me gusta lo que dices, lo entiendo y lo respeto, pero yo a mi hija le puse pendientes y no creo haber violado su libertad de ninguna manera. También elegí su nombre y no sé si de mayor le gustará.
    En Bulgaria no se suele hacer, se espera que las niñas se los hagan de mayores si quieren, y muchas búlgaras adultas van sin pendientes. Pero no creo que un pendiente en el lóbulo sea un piercing (aunque literalmente sí) ni nada excesivo, es simplemente decoración. Y en una sociedad en la que las mujeres suelen llevar pendientes, creo que las madres podemos decidir libremente si poner pendientes a nuestras hijas sin temor a las críticas.
    Es sólo mi opinión, reitero que respeto lo que cada madre decida en esto.
    Saludos! 🙂

  2. No sé… me gusta lo que dices, lo entiendo y lo respeto, pero yo a mi hija le puse pendientes y no creo haber violado su libertad de ninguna manera. También elegí su nombre y no sé si de mayor le gustará.
    En Bulgaria no se suele hacer, se espera que las niñas se los hagan de mayores si quieren, y muchas búlgaras adultas van sin pendientes. Pero no creo que un pendiente en el lóbulo sea un piercing (aunque literalmente sí) ni nada excesivo, es simplemente decoración. Y en una sociedad en la que las mujeres suelen llevar pendientes, creo que las madres podemos decidir libremente si poner pendientes a nuestras hijas sin temor a las críticas.
    Es sólo mi opinión, reitero que respeto lo que cada madre decida en esto.
    Saludos! 🙂

  3. MamaEnBulgaria Son formas de verlo y entenderlo, yo sí considero que es tomar una decisión que como padres no nos corresponde pero una vez más, sólo es mi forma de entender este asunto. Hay otro tipo de decisiones que debemos tomar, entre ellas como mencionas su nombre… lógicamente nuestro hijo debe tener un nombre y eso no puede estar digamos diez años para que lo pueda decidir, sería una auténtica locura y sí afectaría a su vida, pero unos pendientes no lo haría. Gracias por aportar, un besote!

  4. Totalmente de acuerdo! He visto en muchas ocasiones como se los ponen al nacer y sí, les duele. Pero como consideramos que no se van a acordar y son pequeñas no pasa nada. Dudo que ellas eligieran ponérselos si lo supieran.
    Y además, tal y como dices, antes se ponían para marcar a las personas según la tribu. Hoy en día, ese uso no debería tener ningún sentido. No estoy nada de acuerdo en marcar a las niñas de esta manera. Podríamos hacérselo a los niños también, no? Total, ahora hay muchos que llevan piercings de mayores… Dudo que alguien lo haga. 
    Respeto mucho la opinión de todo el mundo pero la verdad es que es una práctica con la que no estoy nada de acuerdo.

    Gracias por explicarlo tan bien!

    Vanessa

  5. treschanchitas Coincido contigo Vanessa. Yo ni siquiera lo miro por el hecho de “marcar” a la persona, que también lo es ya que esta costumbre se realiza en niñas y no en niños, a mí con lo innecesario que es ya me basta. Soy de la opinión que como padres debemos tomar buenas decisiones pero sobre todo, que sean realmente necesarias para el bienestar y desarrollo de nuestros hijos, y en este caso el perforar sus orejas para mí no entra en ninguna de las opciones. Igual que efectivamente no va a tener un trauma por ponerle los pendientes, no lo va a tener tampoco por no llevarlos, pues qué mejor que esperar un poco y que decida por sí mismo si eso le gusta o no.

    Gracias por aportar!

  6. Lo que más me preocupa de las perforaciones de orejas es que son una distinción de género ¿niño o niña? Tengo un hijo varón y nunca le pregunté si quería caravanas, ni se me ocurrió ponérselas, aunque de adultos muchos varones las usan. ¿Porqué tenemos que diferenciar a un niño de una niña cuando esa persona está empezando a construir su identidad sexual?
    Parece que a las mujeres tenemos que marcarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies