Lo siento, no es mi intención gritar ni estar enfadada

Lo siento, no es mi intención gritar ni estar enfadada

  Lo siento muchísimo sí. Mi intención cada día al levantarme es que pasemos un buen día, que nos llevemos todos bien, que juguemos juntos, trabajemos… Siento no conseguirlo. Siento que a final del día siempre haya un grito porque no sea capaz de controlar la situación. Siento no prestar la atención que me pides a veces porque realmente necesito un minuto para no estallar. Siento no ser esa mujer perfecta que todo puede solucionarlo sin borrar la sonrisa de su cara.   Pero me pueden. Sé que es la edad que toca, que es el momento donde necesitas discutirlo absolutamente todo, cuestionar todo lo que ves y que te rodea, es la edad donde a pesar de decirte que no y razonarte los motivos no eres capaz de entenderlo porque tiene que ser lo que tú quieres en ese momento. Sé que muchas veces cuando las cosas no pueden ser como quieres te sientes tan frustrada como me siento yo por no conseguir que lo entiendas o aceptes, y sé que es normal que lo pagues con todo el que lo rodea porque simplemente tú también estás en un mal momento. Pero tenemos que controlar este ciclo. Tenemos que conseguir la paz.   Lo siento porque yo sólo soy una y ustedes son dos. Igual sólo uno de ustedes empieza a colmarme la paciencia en un momento determinado, y cuando el segundo viene a rematarlo ya tengo los pelos de punta y no está la paciencia que supuestamente debería haber. Siento desbordarme cuando no paran de discutir, pero últimamente lo hacen a diario y durante casi todo el día. Siento no encontrar la forma de solucionar esta parte aunque supongo que será lo normal en estas edades, siento no saber qué es tener un hermano ni tener un precedente para actuar en estos casos. Siento no encontrar la fórmula mágica que nos regale días tranquilos.   Siento tener que hacer ojos ciegos a tu cara de pena cuando digo que no y debo mantenerlo, créeme que si es así nunca será por gusto sino por razones que no puedes ni quieres entender en ese momento, por mucho que te las explique cien veces. Siento querer salir corriendo cuando se nos complican las cosas, y no te dé respuestas hasta poder meditar y barajar soluciones que no perjudiquen a nadie. Siento mucho que la loba no consiga irse, porque mi agotamiento a veces la atrae, una loba que no muerde pero sí aulla muy fuerte.   Lo siento pero a veces creo que simplemente no puedo, aunque después resulte todo lo contrario. A veces tampoco puedo cumplir todo lo que digo (ni muchas veces quiero), como también digo cosas sabiendo que sólo es una fantasmada para ver si de una vez haces caso, y como sé perfectamente que tampoco es correcto, pues también lo siento. Juro que intento corregirme cada día, intento cambiar las formas de hacer las cosas, pero muchísimas veces no lo consigo. Muchísimas veces mi paciencia llega a su fin y sale la fiera que necesita desesperadamente poner orden y obtener la paz.   A pesar de todo seguimos cada día unidos, seguimos avanzando y creciendo juntos, aprendiendo… y sé que cuando estas etapas pasen incluso nos reiremos, pero de momento me ahogo.    

7 thoughts on “Lo siento, no es mi intención gritar ni estar enfadada

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. ¡Hola Zu!

    El mero hecho de que te plantees esto ya te hace buena madre. Educar consiste en esto. Los niños, supongo que los adolescentes y pre-adolescentes todavía más, pasan por etapas naturales y necesarias que consisten en oponerse a los padres. Al mismo tiempo, en la naturaleza de los padres está grabado a fuego que tienen que proteger a sus cachorros. El choque es inevitable. Quien diga que en su día a día con los niños no tiene conflicto alguno, o miente como un bellaco, o vive en una comuna hippie en la que se fuma hierba a más no poder.

    ¡Un beso!

    1. Estoy totalmente de acuerdo Sonia (no sabes lo que me alegra volver a verte por aquí!!). Con A. estoy pasando por esa etapa, todo lo parece mal, ninguna explcación le basta ni quiere entenderlas.. termino realmente agotada y muchas veces desquiciada, pero como dices es otra etapa más,igual algo más compleja pero es cuestión de tener paciencia y conseguir controlar yo mis emociones. Un besote enoooooooorme!

  3. No estoy en tu etapa Zu pero creo que es algo normal. Somos personas humanas y hay días en los que todo nos desborda. Aún así, esta etapa es así, yo lo recuerdo con mi madre también, jejeje… y el día de mañana lo pasaré igualmente. Besitos y ánimo que lo estás haciendo muy bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies