La rabia genera una gran venda

 

Hace algún tiempo me propuse no ver más el programa televisivo hermano mayor que se emite en cuatro. El motivo es que cada semana me pillaba unos ataques de nervios que no eran normales, realmente lo pasaba mal viéndolo. Pero el pasado viernes por los comentarios que hacía un amigo no pude evitar sintonizarlo de nuevo para seguir asombrándome con las reacciones humanas.

 

Cuando comienzan los casos no cabe en mi cabeza el que un hijo se pueda comportar así con sus padres. Que respondan de esa forma e incluso que les agredan. Pero a medida que el programa va avanzando me voy dando cuenta de que son simplemente personas destrozadas. Aunque lo vivido no les justifique el comportamiento sí da una clara raíz sobre la que trabajar y entender. Son personas que en su interior contienen tanta rabia que me atrevería a decir que sufren un bloqueo emocional que les impide ver y actuar de otra forma. Tienen daños enormes muy dentro de sí mismos que les impide ser la persona que en su día fueron.

 

Mi pregunta a cada momento siempre es la misma, ¿cómo puede llegarse a algo así? Siendo la respuesta tan obvia y al alcance de todos, pues mayormente la razón está en la crianza de esa persona. Pasado el ecuador del capítulo vemos claramente cómo hermano mayor consigue profundizar en la persona, cómo la va desarmando para destruir ese escudo y ver qué le sucede realmente, y es ahí donde salen los reproches del pasado. Personas abandonadas emocionalmente, solitarias, incomprendidas… los patrones siempre son los mismos, personas que no han sido escuchadas ni muchas veces, respetadas.

 

En este punto como madre me aterrorizo. Siempre me surge la pregunta ¿y si estoy cometiendo algún error similar? Porque verlos en el otro es muy sencillo, pero ver los que nosotros mismos cometemos a veces cuesta. Yo estoy segura de que esos padres también actuaron en su día creyendo que hacían lo mejor por sus hijos, y ahí está el desastroso resultado y el cómo se puede destruir a una persona hasta tal punto que sólo contenga rabia. ¿Quién no tendría un miedo así?

 

Con todo esto no quiero decir más que debemos ser cuidadosos, y pensar en que nuestros hijos no son niños toda la vida y deben crecer en la seguridad, amor, respeto,comprensión y todo lo que una familia debe aportar. La crianza de nuestros hijos es lo más importante que tenemos entre manos, pues lo que hoy les demos y enseñemos harán de ellos el adulto de mañana.

 

Respecto a estos programas también he de decir que veo lógico que estas personas necesiten ayuda y la busquen, pero no comparto el que se exponga así a las personas en televisión pues muy probablemente puedan generar un rechazo en su entorno más próximo que puede ser igual de perjudicial. Creo que son cosas que se deben hacer guardando la intimidad tanto de esa persona como de la familia en general. No es necesario exponer públicamente para poder ayudar a una persona y solucionar esta clase de problemas, aunque por otro lado están mostrando a todos el daño que inconscientemente se puede hacer y las consecuencias posteriores de ciertas actitudes.

 

11 comentarios

  1. Hace mucho que yo dejé de ver tanto ese programa, como Superneny, en ellos se aisla el comportamiento de esos hijos, y los tachan de moustros, luego según avanza el programa vas entendiendo el por qué de esos comportamientos, pero no los achacan de manera explícita a los padres los cuales son mostrados como las víctimas. Bajo mi punto de vista esos padres han tenido mucha de la culpa, aunque tal vez ellos mismos vivieron situaciones similares a las de sus hijos en su infancia y no han sabido transmitirles otra cosa a los suyos, yo creo que es como la pescadilla que se muerde la cola… Creo que tu no te debes preocuparte, porque como dices sabes bien que los hijos deben crecer en la seguridad, amor, respeto,comprensión….
    Un saludo.

    • Así es Mónica comparto lo que dices, yo también pienso que realmente la culpa de que esas personas sean hoy así es de sus padres o entorno más cercano, pero también imagino que no debe ser sencillo. Como dije también estoy segura de que esos padres hicieron lo que creyeron mejor para sus hijos sin siquiera imaginar que se podría llegar a algo así. Yo también dejé de verlo pues el formato en sí no es de mi agrado, pero con el último programa, más allá de los casos que exponen creo que nos deja una buena enseñanza, y es la de derribar ese escudo que muchas veces tenemos en medio. No necesariamente en situaciones como ésas sino de forma general, en mayor o menor grado, y cómo derribando ese escudo se pueden superar bien los problemas y sentimientos.

  2. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com:   Hace algún tiempo me propuse no ver más el programa televisivo hermano mayor que se emite en cuatro. El motivo es que cada semana me pillaba unos ataques de nervios que no eran normales, realmente lo pasaba mal viéndolo……

  3. Bea Mamadedos – Soy una mamá bloguera diferente, que dice todo lo que piensa sin tapujos, irónica y ácida a la vez; encantada de ser perfectamente imperfecta y una loca de la cocina.
    bea cuatrecasas dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dices, pero añadiría algo… algo muy pero que muy importante y es el nivel educacional de las familias que les pasa. No quiero tildar ni tachar a nadie, tampoco creo que solo pase en familias desestructuradas, pero si en unos niveles de educación y cultura muy bajos.

    Y desde luego no hace falta hacer un programa de ello, pero ni de Hemano mayor, ni de la nany, ni gandia shore, ni los niños ricos ni la madre que los parió

    • Bea sinceramente no sé qué decirte, creo que todos podemos fallar en algo sin saberlo sin que tener que ver el nivel cultural de la familia. Incluso podríamos barajar la opción que donde mayor es este nivel, mayor ocupación puede haber de los progenitores y mayor riesgo de «abandono» (no prestar la debida atención y tiempo) al niño y terminar sugiendo un problema similar… no sé, creo que es algo mucho más complejo que el nivel cultural y que está anclado simplemente a la crianza.

  4. Yo siempre digo que los trapos sucios se lavan en casa. No puedo entender como unos padres pueden sacar a sus hijos en la tele (supernani) para ver lo maleducados que están, ¿de quien es culpa? pues de los padres, evidentemente. En España (aunque con recortes) hay profesionales para tratar estos asuntos

    • A mí en el caso de ese programa que también lo he visto muchas veces Carmen me produce mucho más malestar. Como padres no creo que tengamos el derecho de exponer así a los niños. Aún en el caso de hermano mayor son dichos ya mayores y pueden decidir si quieren o no salir ahí, pero pequeños como los que salen en supernanny no tienen esa opción de elegir lo que realmente quieren y pasan por ello de una forma totalmente impuesta por sus padres.

  5. Totalmente de acuerdo contigo Zu. Es obvio que siempre educamos de la manera que creemos correcta y puede haber fallos. Pero, fallos muy grandes han de darse para llegar a esos extremos. Y si estoy de acuerdo en tu razonamiento más lo estoy en lo de salir en el programa. Ayuda sí, de profesionales y en la intimidad. No entiendo que la gente salga contando sus miserias en la tele.
    No soy seguidora ni de este programa, ni nunca vi a la super nanny, y soy de esas pocas personas que no ven gran hermano and company.
    besitos avainillados

  6. ojalá supieran solucionarlo cuando surge la rabia, cuando empiezan los problemas, pero debe se difícil y luego no encuentran mecanismos para acabar con ello.
    Genial tu entrada,
    Mil besos.

  7. Soñando Duendes – Madrid – Soy Carolina Sánchez, mujer, madre, hija, hermana, compañera, amiga… Desde 2013 realizo talleres y asesorías a domicilio. Como Asesora puedo acompañarte y asesorarte, en lactancia, postparto, porteo, alimentación complementaria, sueño infantil, control de esfínteres y desarrollo normal del niño sano. Soñando Duendes es mi proyecto de vida, un lugar donde puedes encontrar información actualizada, servicios a tu medida y productos varios destinados a hacer tu crianza más sencilla. Mi continua formación me ha aportado, además de amplios conocimientos, experiencia, y, sobre todo, autoconocimiento y crecimiento personal. Soy Asesora de lactancia, Asesora Continuum® y me he formado en psicología en crianza consciente. Puedo ayudarte, desde la experiencia, la evidencia científica y mi acompañamiento, a resolver todas tus dudas en torno a tu maternidad y vuestra crianza. Para ello puedes ponerte en contacto conmigo para concertar una asesoría individualizada o asistir a uno de los talleres que imparto. Como Asesora de maternidad y crianza me esfuerzo siempre en ofrecerte la información personalizada a tus necesidades, desde la evidencia, la honestidad y la empatía. Porque no existen fórmulas mágicas. Yo sólo te ofrezco la información y las herramientas para que vosotros como familia encontréis vuestra manera de funcionar. Bienvenid@
    Carol dice:

    Creo que la mayoría sentimos ese miedo, de ¿lo estaré haciendo bien?. Creo que preguntarse eso es sinónimo de preocuparse, de plantearnos cosas acerca de nuestra crianza y eso nos hace mejorar siempre.
    También he de de decir que no somos perfectas y que seguramente algo habrá, o quizás no, que puedan echarnos en cara el día de mañana.

    Un abrazo

  8. Escribo un comentario porque mi primo que trabajaba hasta hace poco en la cuatro, es cámara, me comentó que en hermano mayor, a los chicos los provocaban para que llegaran hasta esos niveles de agresividad y violencia. Y no digo que estos chicos no sean así, que sí lo son, pero en la tele les provocan.
    Luego estoy completamente de acuerdo con tu post, debemos ser cuidadosos con nuestra labor de padres porque todo lo que hacemos influirá. Y yo también te lo digo por experiencia. Por mi madre que ha sido y sigue siendo de una manera y su forma de criarme me ha llevado a muchos problemas incluso psicológicos, de tener que ir a una terapia para poder identificar mis emociones y poder asumir mi rabia y canalizarla.
    Ahora me encuentro con mucho miedo, porque al ser madre, no quiero que esto me pase a mi con mi hija, sino quiero criarla sin crearla ninguna secuela, que ella sea independiente para tomar sus propias decisiones, que se confunda y rectifique.
    Quiero que mi hija sea libre y pueda decidir sin imposiciones.

    @ser_madre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.