La desolación de Gran Canaria

La desolación de Gran Canaria

Mamá es bloguera pero también es futbolera. Eso ya lo sabían las personas que me siguen de forma cercana, en mi familia el fútbol se vive mucho y ayer, día 22 de junio de 2014 era un día grande para nosotros, el día que podíamos volver a la primera división. De hecho mi equipo, la Unión Deportiva Las Palmas fue, es y será un equipo de primera. Acudí al estadio con mi hija, llena de ilusiones ya que jamás ha visto a su equipo en la primera división. Estaba como loca al saber que la próxima temporada, con un poco de suerte, podría a ver a su segundo equipo, el Atlético, aquí en el Gran Canaria. Durante 90 minutos mi hija vivió por primera vez un ambiente que aún no conocía. Un ambiente de fiesta absoluta, de triunfo, de unidad. Pasó 90 minutos saltando como una loca y cantándole a su equipo. Pero después de esto también vivió algo que nunca debió ocurrir.   Ante el asombro de 31.000 aficionados, una cantidad de personas carente de respeto y educación comenzaron a saltar al campo de juego antes de finalizar el partido y de esta forma interrumpirlo. Lo que estaba sucediendo en el Gran Canaria era algo surrealista, no se daba crédito. Un cúmulo de sucesos inexplicables que nos dejaron sin palabras. Personas que seguían saltando contra toda indicación, seguridad privada que resultó insuficiente, miembros de la uip que miraban con una pasividad absoluta (aunque entiendo que no fuese su competencia), gradas alborotadas pidiendo que parasen de una vez..   Lo peor estaba por llegar. Claramente parar ese partido no beneficiaba en nada a Las Palmas cuando tenían un partido ya ganado a falta de un minuto para el final. El ambiente que rodeaba el campo tampoco era positivo. El Córdoba sólo necesitaba encajar un gol para quitarnos el pase de categoría y efectivamente sucedió. Ante la mirada incrédula de un estadio lleno hasta los topes, una minoría consiguió que Las Palmas se quedara en segunda división un año más.   Y me van a perdonar que junto a estas pocas palabras no ponga fotos de los hechos, pero al menos aquí en mi rincón no tiene cabida esa minoría que no representa a nadie, y que no se puede ni llamar aficionados, son imágenes que sinceramente me avergüenzan. También me van a perdonar este cambio de temática, pero aún sigo sin creerme lo que ayer vivimos.       Sí quiero mostrarles lo que es la verdadera afición de la Unión Deportiva Las Palmas. Ayer desde el propio estadio intentaba subir estos vídeos sin conseguirlo por la saturación entre tantas personas, y después del final inesperado incluso cancelé la subida. Estaba incrédula, decepcionada, avergonzada y muy triste. Pero hoy decido que sí, deben subirse y deben ser públicas porque ésta que van a ver SÍ es la afición, los que tranquilamente compartían, animaban y lo pasaban bien. No es correcto que paguen justos por pecadores, y los canarios NO somos como nos están sacando, eso ha sido una minoría que también existe en cualquier otra parte. Dejen ya de faltarnos al respeto por favor. Todos no merecemos ser tachados de algo que no somos por culpa de unos cuantos que no conocen la educación ni el respeto.   EDITO  para añadir un enlace a la recogida de firmas en Change para que estas personas sean identificadas y no vuelvan a un centro deportivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies