Hoy nos habla: Guía de mamá

 

guia de mamá

Si ya has tomado la gran decisión de convertirte en madre, muchas felicidades! pues también estás comprometiéndote a fomentar un vínculo de amor entre tu bebé y tú que muchos estudiosos llaman crianza con apego.

Probablemente este término es nuevo para ti, pero seguro lo practicaste con tu mamá desde tu nacimiento. Todo inicia desde la concepción, al momento de desear un hijo empiezas a poner en práctica la crianza con apego, pues en tus pensamientos estás creando ese vínculo eterno que une a la madre con su hijo.

 

“Preparación para el embarazo”

 

Éste es el primer vínculo que se forma entre madre e hijo. Empiezas a cuidar tu cuerpo con el objetivo de lograr una buena condición de salud, ya que te esperan varios meses que te requerirán un buen esfuerzo físico; mejoras tu alimentación por que estás consciente que tu bebe se nutrirá 9 meses de ti más el tiempo que dure la lactancia materna; dejas a un lado los vicios (cigarro, alcohol, etc. ) éste es un sacrificio difícil de lograr por que ya son parte de tu vida social, pero el amor maternal no tiene obstáculos; visitas a tu doctor cada mes para que lleve un control de tu embarazo y cuide el desarrollo de tu bebé para llegar al momento del nacimiento.

 

“Nacimiento”

 

Algunos padres afines a la crianza con apego simpatizan con el parto natural. Yo me considero activista de este majestuoso acto y desde que supe que estaba embarazada deseé que mi bebé naciera así, tal vez fue la fuerza de mi mente y mi deseo pues se me concedió. Recién lancé una encuesta para saber el porcentaje de mamás que tuvieron a sus bebés por parto natural o por cesárea y justo concluyó con que la tendencia actual es la cesárea. Con esto no quiero decir que si una mamá tiene a su bebe por cesárea no practique la crianza con apego, para nada, y sé que hay muchas variables en los embarazos que orillan a esta practica por el bien del bebe.

 

“Cuál es nuestra labor como padres?”

 

Esta pregunta me encanta por que es tan fácil de responder y poner en práctica, mi respuesta y la de muchos padres debería ser “hacer FELICES a nuestros hijos”. Nosotros decidimos traerlos al mundo, nada nos cuesta que vivan en un hogar lleno de amor y cuidados. Éste es otro principio de la crianza con apego, procura que el ambiente en el que se desarrolla tu hijo sea armónico, los bebés sienten toda la buena o mala energía que los rodea, son almas puras; haz feliz a tu bebé alimentándolo a libre demanda, él se dará cuenta que siempre que necesite de mamá ahí estará con tan sólo llamarla; demuéstrale tu amor hablándole, sonriéndole, besándole, hacerlo feliz es muy fácil.

 

“Proporcionar el cuidado cariñoso”

 

Cuando tus hijos son bebés es el momento de tenerlos en brazos, nunca más volverá esa etapa donde los puedes arrullar y cargar para todos lados. No te dejes llevar por comentarios o juicios externos que te dicen que los niños se malacostumbran o te toman la medida, a mí como me disgustaba que me dijeran “deja llorar a tu hija 1 ó 2 días y verás que después ya no te pedirá que la cargues”. Obviamente puse oídos sordos y cargué y cargué a mi bebé hasta que superó esa etapa. Ahora ella prefiere explorar el mundo gateando, pero con mamá cerca. Habla con tu bebé, cántale canciones, no le grites y mucho menos le pegues, respeta a tu bebé no lo ofendas ni te desquites con él. Verás que todas esas muestras de amor crearán vínculos indestructibles entre ustedes y será un niñ@ feliz.

 

“Alimentación con amor y respeto”

 

La alimentación con amor empieza desde la lactancia materna, respetando su derecho a alimentarse a libre demanda del seno de su madre y por el tiempo que él o ella decida, no hay mejor vínculo de amor que tener a tu bebé escuchando los latidos de tu corazón y llenándolo de vida a través de los nutrientes de la leche materna. Una vez que empiece con la alimentación complementaria no basta con darle de comer, esfuérzate por equilibrar su dieta para que no sólo esté alimentado sino bien nutrido. Justamente me comentaba una muy amiga sobre su preocupación por la mala alimentación que tienen los niños y las consecuencias que les acarrea. La crianza con apego promueve la alimentación con productos orgánicos, es decir productos naturales que provienen propiamente de la tierra y no de una lata con conservadores. Trata en lo posible de cocinar sanamente para ti y tu familia. “Respeta lo que tu bebé decida comer”, esta es una sabia recomendación de Carlos González mi pediatra favorito fundador y presidente de la Asociación Catalana Pro Lactancia Materna. Tu bebé tiene todo el derecho de decidir lo que come y qué cantidad, no lo obligues a comer de más.

 

“Incluir la crianza también durante las noches.”

 

Yo pensaba que cuando llegara mi bebé a casa iba a acostarlo en su cuna cerca de mí, pero creo que sólo lo pude hace por un par de días, después fue imposible desprenderme. Empecé a practicar el colecho sin ni siquiera saber qué significaba y nos ha traído muchos beneficios, entre otros el vínculo del sueño en familia. Mi bebé ha dormido bien desde que llegó a casa, no ha tenido trastornos con el sueño y lo mejor es que se despierta siempre con una sonrisa en la boca. Nosotros como papás hemos sacrificado algunas cosas, sobre todo comodidad y ciertos placeres, pero hemos ganado la felicidad de nuestra hija, algunas mamás me dirán que será muy difícil que mi hija se acostumbre a dormir en su cuarto sola si no le he enseñado a hacerlo, yo les contesto que tal vez tengan razón, pero por el momento no estoy preocupada por esa situación, llegará la etapa en que mi bebé sea más grande y platicaré con ella hasta lograr que duerma en su cama.

En conclusión la crianza con apego está basada en el respeto, paciencia, pero sobretodo en el amor. Si te ha gustado este post y quieres conocer más sobre crianza con apego te invito a conocer mi blog y leer una pequeña entrevista que hice a una exitosísima madre soltera que trabaja desde internet.

¡Gracias!

Nayeli de Guía de mamá

Si a ti también te apetece ser parte de este espacio, contacta con nosotros en info@futura-mama.org

 

Yo he participado en Futura Mamá!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies