Aborto Diferido: Hasta siempre vida mía…

 

En pocos días debías llegar. La noticia de tu llegada me pilló desprevenida, pero después de asimilarlo resultó una grata sorpresa. Te habías colado en algún momento y ya estabas ahí, avisando de tu presencia ya sólo por el asco de algunos olores. Por unas semanas volviste nuestro mundo del revés, para bien.

Llegaste para darme cuenta que en mí seguía despierto un instinto que yo ya creía dormido. Para hacerme ver que hay etapas que no estaban del todo cerradas. Que no costaba tanto volver a empezar, que era una nueva ilusión después de tanto tiempo. No tengo ninguna duda de que ibas a ser muy guerrera, pues ya desde el mismo inicio no parabas de mandar señales de tu presencia.

Compartimos doce semanas maravillosas. Doce semanas donde me recordaste a cada instante lo que era gestar vida. Doce semanas durante las que me hiciste pensar en un mañana completamente diferente.

Doce semanas, y marchaste por alguna extraña razón, o simplemente porque así debía ser.

La noticia de tu marcha fue un trago muy difícil de digerir, después de dos embarazos sin mayor problema, no se entendía qué pudo suceder, ¿qué hice mal? ¿por qué te habías ido? Por desgracia, como otras muchas familias nos quedamos sin respuesta y con muchas preguntas. A veces la vida nos da palos que simplemente debemos aceptar, sobreponernos y seguir adelante. Ya me da igual lo que diga el resto del mundo, tú exististe, estabas ahí, eras nuestra hija. Nada ni nadie puede negarte, ni minimizarte. Exististe y tuviste que marchar, lo acepto. Fue difícil, hasta ahora ni siquiera había sido capaz de dedicarte unas palabras, a pesar de que quería hacerlo, pero no estaba preparada. Hoy sí. No es que duela menos, duele exactamente igual pero aprendemos a asimilar.

Exististe y marchaste.

Gracias por las doce semanas maravillosas que quisiste compartir con nosotros.

9 comentarios

  1. Qué duro despedirse de tu bebé tan pronto Zulema y qué maravillosas tus palabras, ya sabes que la gente es cruel y egoísta pero no dejes que nadie te minimice ni a ti ni a ella sólobpor el hecho de haber existido solo en tus entrañas, te abrazo desde ls distancia, un beso enorme

  2. Te mando un abrazo enorme. Me pasó en mi segundo embarazo y, a pesar de ser ya madre, fue muy muy duro. Siempre en mi corazón.
    Mucha fuerza. Y llora todo lo que quieras. Mucha gente no comprende el amor que surge en «tan sólo» 12 semanas y te quieren hacer creer que así es mejor. Pero ¡una leche!, es tu hijo y su ausencia duele. Tómate el tiempo de duelo que necesites.
    Un abrazo enorme.

  3. AlmuGomisMoreno Así es Almu es duro aunque ya seamos madres. Lo de la gente en fin… ni siquiera tiene importancia. Suelen ser comentarios desafortunados para intentar animarte. La pérdida fue a final de enero, no es reciente de ahora mismo, pero quería dejar unas palabras y antes no había podido hacerlo. Todo tiene su momento…

    Un besote enorme!

  4. Qué bonitas palabras y qué profundas… Lo siento mucho preciosa. Claro que ha existido y os habéis vinculado! Y esto es maravilloso… Te abrazo fuerte, te acompaño. Besos.

  5. Como te entiendo! Hace 15 dias me pasó lo mismo.Era mi tercer embarazo: el primero invitro acabó en aborto, el segundo también por invitro salió bien y tengo mellizos.
    Se suponía que no podía quedarme embarazada de forma natural pero ocurrió el milagro y después de 8 largos años por sorpresa estaba embarazada,no me lo podía creer y estaba radiante de felicidad pero esa felicidad me duró poco solo 9 semanas…
    Todo el mundo me dice que ha sido mejor así… (que sabrán!)
    Ahora al cabo de 15 días la herida física esta curada pero la anímica no, tuve el aborto en el baño de casa y la imagen de lo que vi y vivi no lo voy a olvidar nunca, desde ese día no he vuelto a ser la misma ni a sonreír. Imagino que el tiempo hará que aprenda a vivir con esa herida que tengo en alma. …Un abrazo

  6. CarmenGomezMartin ¡Lo siento mucho Carmen! Muchísimo ánimo también para ti, no es fácil vivir algo así. Por desgracia yo tengo la misma experiencia, me mandaron el cytotec para casa ya que tenía al feto retenido, y tuve unas hemorragias enormes que me hicieron perder el conocimiento en el baño… No es fácil pero todo se va superando, poco a poco y cuando nos corresponde hacerlo, sin prisas. Te mando un abrazo enorme.

  7. Magnedfico trabajo. Mi me1s sreinca enhorabuena que ya tuve la suerte de darte en persona cuando vi el trabajo impreso en San Fernando, cuando el acfastico de Miguel donde te conoced. Para que me recuerdes te dire9 que soy la fans de Miguel aficionada a la fotografeda. Mucha suerte en tu trabajo porque te lo mereces. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.