En plena información sobre TDAH, aceptando las cosas

TDAH

 

Como bien ya saben porque lo he comentado anteriormente, desde el curso pasado en el colegio me aseguran que muy probablemente mi hijo sea TDAH. Estuvimos realizando test y actividades, tanto la familia, como la profesora, como el pequeño, y todo indicaba que así era. Pero sinceramente nunca me ha convencido este asunto, me da miedo. Me da miedo porque hoy en día se diagnostican a muchos niños con este trastorno alegremente, se etiquetan. Cuando un niño no para quieto, tu entorno suele decir que es hiperactivo, pero esto no quiere decir que sea un TDAH. La constante actividad en los niños es de lo más normal, ellos necesitan descargar toda esa energía que llevan dentro. Aunque después de mucho pensar y valorar, tampoco debería cerrarme sin más, ya que realmente todo indica que lo es. He decidido ceder, dejar a un lado un poco mi cabezonería y seguir adelante.

Para empezar vamos a explicar brevemente, ¿Qué es TDAH?

 

Es el trastorno por déficit de atención, que se puede acompañar de hiperactividad-impulsividad o no. Es un trastorno algo variado, ya que el que lo presenta puede tener partes de cada uno, como de uno solo. Una persona con déficit de atención no tiene porqué ser hiperactiva o impulsa o viceversa.

 

El TDAH no se diagnostica por tener sólo un par de síntomas, es un conjunto. Que un niño no pare quieto, o no preste la atención debida no significa que pueda ser un TDAH. Para ello hay que hacer una valoración más amplia y valorar diferentes apartados, además del entorno en el que se rodea.

 

Aún no se ha encontrado una causa conocida sobre este trastorno, aunque sí se ha demostrado que es algo genético. En la web de http://www.trastornohiperactividad.com nos dice

“Los estudios de genética molecular han relacionado el trastorno fundamentalmente con varios genes en diferentes cromosomas y sus variaciones en el número de copias, por lo que se puede decir que una de las principales causas el TDAH es genética”

 

Por lo tanto no hablamos de niños que no han recibido una educación adecuada, sino que hablamos de un trastorno genético que está afectando al desarrollo normal del niño. Como madre esto cuesta de aceptar y de entender, de hecho yo estoy en modo información total ahora mismo ya que he decidido seguir adelante con todo esto, aunque negándome a que pueda ser medicado (que de momento nadie ha mencionado nada, estamos con las valoraciones), pero obviamente como responsable de mis hijos, también me aterra que realmente pueda padecerlo y no llegar a hacer nada por yo pensar lo contrario. Mientras no se medique no tengo ningún problema en seguir todo lo demás.

 

Pero bueno nos vamos a otro punto, ¿Cómo se detecta?

 

Lo principal es aclarar que se puede detectar/diagnosticar a partir de los siete u ocho años de edad, no antes, y se empieza en el colegio. Si los profesores ven altas posibilidades de que sea un TDAH te derivarán con la orientadora del centro para iniciar el proceso, o bien tu pediatra puede pedir una valoración al mismo. En cualquier caso el inicio es en el centro de estudios del niño ya que allí también pasa gran parte del tiempo y la valoración y actividades se hacen en conjunto.

 

Yo tuve una larga charla con la orientadora y quedamos en retomar este tema, por lo que a partir de ese día me llegan a casa en sobre cerrado algunos cuestionarios sobre comportamientos del niño. A su vez sus profesores también realizan cuestionarios, y el pequeño con la orientadora realiza una serie de actividades para ver su atención, coeficiente y demás cosas. Son actividades sencillas de realizar, una de ellas por ejemplo es buscar diferencias entre un conjunto de imágenes que reflejan caras.

 

 

Vamos a ver los síntomas que nos explican en la anterior web mencionada:

 

Síntomas de TDAH con hiperactividad-impulsividad:

• Presenta inquietud, el niño se mueve en el asiento y les cuesta estar en clase en su pupitre
• Se levanta cuando debería estar sentado
• Corre y salta en situaciones inapropiadas especialmente en lugares en los que debe esperar
• Tiene dificultad para jugar tranquilamente
• Excitado a menudo, “como una moto”
• Habla excesivamente y también lo hace en situaciones que no debe
• Responde antes de que finalice la pregunta
• Tiene dificultad para guardar el turno en actividades de grupo
• Interrumpe a otros en los juegos, conversaciones, etc

Síntomas de TDAH con falta de atención:

• No atiende a los detalles, comete errores
• tiene dificultad para mantener la atención en las actividades que está realizando
• Parece que no escucha “ensimismamiento”
• No sigue instrucciones, no termina las tareas
• Tiene dificultad para organizarse
• Evita tareas que requieren esfuerzo de concentración continuado
• Olvida y pierde cosas necesarias para su actividad
• Se distrae fácilmente con estímulos externos
• Se olvida de las tareas diarias

 

Teniendo siempre en cuenta como ya se ha dicho que no tiene por qué tenerlos todos, ni siquiera de un bloque, puede darse de forma combinada y el diagnóstico siempre dependerá de un conjunto, no de uno o dos síntomas.

 

También existe la opción de realizar pequeños test online que nos pueden dar una pequeña orientación sobre si nuestro hijo puede o no padecerlo, puedes hacerlo en este enlace. Yo he realizado bastantes en diferentes páginas y todos me derivan al pediatra…

 

También disponen de guía para padres y guía para educadores, así como diferentes cuentos, actividades y juegos para los niños. En cuanto a sus cuentos les he enviado una sugerencia, porque realmente están muy bien pero en ellos el tipo de familia siempre es el tradicional. En estos casos ayudaría mucho que estuviesen orientados a cualquier tipo de familia o al menos yo así lo percibo.

 

A menudo que vayamos avanzando en las valoraciones seguiré aportando información por si puede resultar de ayuda a otras familias. Es difícil de creer, sobre todo cuando vivimos en una sociedad que rápidamente etiqueta a los pequeños, pero tampoco debemos cerrarnos del todo cuando a nuestro alrededor todo grita que es demasiado probable.

 

Las citas, enlaces, y fuentes de información provienen de http://www.trastornohiperactividad.com/

8 thoughts on “En plena información sobre TDAH, aceptando las cosas

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. La detección precoz basado en la primera recomendacion de la guia practica clinica de la asociacion americana de pediatría dice que si contestas sí a las siguientes preguntas rendimiento escolar malo, problemas de aprendizaje, algun problema de conducta se accidenta en exceso hay signos de inatención y los padres han de sentarse a su lado para que haga los deberes se recomienda entonces iniciar una evaluación complementaria bajo la sospecha del TDAH.

  3. la detección precoz basado en la primera recomendacion de la guia practica clinica de la asociacion americana de pediatría dice que si contestas sí a las siguientes preguntas rendimiento escolar malo, problemas de aprendizaje, algun problema de conducta se accidenta en exceso hay signos de inatención y los padres han de sentarse a su lado para que haga los deberes se recomienda entonces iniciar una evaluación complementaria bajo la sospecha del TDAH

  4. Es un tema delicado, ya que como dices cada vez se etiqueta más a los niños. Pero nosotras somos las que mejor conocemos a nuestros hijos y si tu crees que puede ser lo mejor es informarse bien y es lo que estás haciendo.

    Sea lo que sea deseo que todo vaya bien.

    Un abrazo

  5. Hola guapísima, por fin tengo tiempo de pasarme por tu blog. Ya he leído lo de TDHA y la verdad, creo que tienes razón en lo que a las etiquetas se refiere, no digo que haya ciertos trastornos, pero creo que por lo general estas valoraciones se hacen en ciertos casos un poco a la ligera y en realidad, muchas veces, a los niños lo único que les pasa ciertamente es que son niños… De mi hermano tambén dijeron que era hiperactivo y con déficit de atención y con los años todo eso ha desaparecido y es un niño normal… En fin, que ni tanto ni tan calvo… Besotes guapa

  6. Hola Zulema, hace tiempo tuvimos una conversación al respecto. La verdad no sabía que tu hijo estuviera bajo la cuestión.
    Estoy muy de abierto contigo en que hay demasiados niños con el diagnóstico de tdah y que en realidad no lo tienen.
    A mi hija se lo diagnosticaron hace año y medio y creo yo que hemos avanzado muchísimo en un montón de áreas.
    Cada niño requiere atención y tratamiento distinto, pero lo más importante sin padre informados. Tu hijo ya lleva delantera.
    Un abrazo!

Responder a Bea Cuatrecasas Soldevila Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies