El tiempo fuera  ¿daña la autoestima del niño?

El tiempo fuera ¿daña la autoestima del niño?

  Estaba yo tan tranquila cotilleando (como siempre) mi Facebook, cuando la publicación en el muro de una amiga me hizo pararme a comentar. Relataba una situación que vivió junto a una madre y su hija para nada agradable, pero realmente no es el caso de esta historia, sino lo que los comentarios generaron. El caso pasó de insultos hacia un niño de su propia madre por haber gritado, al tiempo fuera como método de corrección.   El tiempo fuera, que consiste en apartar al niño de lo que está haciendo para que “recapacite” y entienda que no puede hacer lo que haya hecho es uno de los métodos que más he visto usar en los últimos tiempos. Es un método conductista que muchas familias emplean creyendo que les sirve para corregir una conducta sin dañar la autoestima de los niños, o que emplean un método totalmente sano. ¿Pero es cierto?     En ese hilo de comentarios en concreto se habló de este método, de su aplicación cuando el niño está gritando. En esta forma de aplicación consistía en apartarle a una habitación donde no disponga de entretenimiento y explicarle al pequeño el porqué no debe hacer eso, a la vez que también se le daban elogios y cariño. Hasta aquí todo me parecía más o menos bien, puesto que no es necesario apartar al niño para explicarle algo, pero después lo entendí. La continuación (y siguiendo con el método) era que el niño debía permanecer en esa habitación hasta que se calmara y pidiese perdón. Y aquí llega lo que no comparto en absoluto.   ¿Creen que esto daña o no la autoestima de los pequeños?     Yo creo que sí. El tiempo fuera es un método que en realidad, dice a los niños que si hace algo que no debe quedará solo. Le hace sentir un abandono, y por lo tanto un castigo que para nada corresponde con la acción anterior del niño. Le estamos enseñando al niño que si está alterado o triste (llorando) no queremos tenerle a nuestro lado, pues debe calmarse él solo para volver a lo que estuviese haciendo antes del tiempo fuera. En resumen, les estamos negando el mostrar sus emociones, les estamos privando de una atención en el momento que más lo necesitan. ¿Se imaginan que a nosotros los adultos nos dejasen en una habitación solos cada vez que tenemos una pataleta y nos empeñamos en algo?   El tiempo fuera también se usa erróneamente con la intención de que el niño piense sobre lo que ha hecho. Pero la realidad es que el niño en este tiempo piensa en todo menos en el porqué no debe hacerlo. Sobre todo ideará nuevas formas donde no se le pille, a la vez que estará acumulando rabia al verse privado de salir de ese espacio sin compañía. ¿Qué diferencia hay entre el método fuera y el típico “al rincón, o contra la pared” que tanto se usaba antes? Pienso que incluso antes, con ponerte mirando a una pared no te privaban de compañía y en todo momento había alguien contigo, aunque fuese para asegurarse de que cumplías tu “condena”.   Este método sí daña la autoestima de los pequeños, no nos engañemos ni digamos lo contrario en voz alta para sentirnos mejor, y digo esto último porque yo en su día también lo probé y también me lo dije, pero si analizas lo que el niño de verdad aprende llegas a la conclusión de que sólo era para aliviarnos. Un método que simplemente realiza una exclusión a un niño y le priva de mostrar y compartir sus emociones es dañino, le enseña a esconderse, le enseña a que si no es de forma tranquila y feliz no le quieres a su lado, o que si hace algo mal le vas a apartar. Enseña a interiorizar que si no haces las cosas como los demás esperan de ti te quedarás solo y sólo podrás reincoporarte cuando hayas recuperado por ti mismo la estabilidad emocional en ese momento. Se le priva de su comunidad, si tribu de apoyo familiar para superar un suceso y obtener una enseñanza realmente válida en valores. Que nuestro hijo no grite o no haga X cosas por miedo a ser apartado no es una enseñanza, sólo es miedo.     También les dejo un enlace del blog Inspirulina que Carol de Minerva y su mundo ha compartido: El conductismo fashion

4 thoughts on “El tiempo fuera ¿daña la autoestima del niño?

  1. Uf, no sabía que este método estaba generalizado, de hecho no sabía que existía como tal, aunque lo de apartar al niño cara la pared o en otra habitación siempre haya existido. Yo comparto totalmente tu opinión. Creo que sí que puede provocar la represión de sus emociones, cosa nada recomendable. Se tiende a pensar muchas veces que hay un comportamiento perfecto para cada situación y, desde mi punto de vista, no es así. Me parece más importante intentar averiguar qué es lo que provoca ese comportamiento, pues muchas veces es que se sienten frustrados por algo y no saben expresar exactamente qué les ocurre, cosa totalmente comprensible puesto que son niños. En fin, somos humanos y a veces en el día a día cargamos con más cosas de las que podemos, de ahí que rompa una lanza también a favor de los papis y mamis que intentamos hacerlo lo mejor posible. Y no me enrollo más. Saludos.

  2. Es que eso que describes es una salvajada.
    El tiempo fuera bien aplicado es lo siguiente:
    Enseñarle al niño a identificar cuándo se está poniendo nervioso y perdiendo el control. Se acuerda con el niño que cuando se sienta nervioso o cuando lo veamos nervioso, empleando una palabra clave, pueda salir fuera de la habitación o del aula un minuto o dos para poder interrumpir la escalada de tensión que impide la resolución del problema. Tras eso el niño vuelve a entrar ya un poco más calmado y que ya se pueda hablar de una manera calmada para resolver el conflicto. De esta manera el niño no es ignorado y a la vez aprende a identificar aquello que le causa tensión y puede interrumpirlo para volver a tomar el control.
    Lo otro es un castigo que no tiene sentido.

Responder a Momo's Place Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies