El rechazo cuando nace el segundo

El rechazo cuando nace el segundo

Rechazo del segundo hijo

Me animo a escribir sobre este tema después de leer e intercambiar palabras con otras mamás a las que aprecio y sé que no lo están pasando bien en este momento. Este escrito no pretende solucionarle nada a nadie, sólo es lo que yo viví y mi modo de verlo.

 

Ya he escuchado muchas veces lo que molesta la típica pregunta de ¿y para cuando el hermanito? Cuando apenas acabas de dar a luz al primero. Es cierto que todo el mundo te anima a ello, todos desean saber que pronto ese nuevo miembro de tu familia tendrá un acompañante de juegos. Esto sobre todo se da en mujeres, donde algunas de ellas ya tienen dos, tres e incluso hasta cuatro hijos… son tan cabronas majas que te animan a ello poniéndotelo todo de color de rosa, explicando sólo las cosas buenas pero sin avisarte de nada de lo malo. Aunque no lo parezca sí que hay muchas cosas negativas, cosas que nos hunden moralmente y que muchas veces no sabemos cómo afrontar.

 

Pero mira cuando nuestro primogénito tiene sobre los dos añitos (algo más o algo menos) nos lanzamos de cabeza decididas y convencidas de que tenerlos juntos es lo mejor, de que se harán mucha compañía, de que serán compañeros de juego y confidencias (esto sí es cierto con el tiempo), en fin, totalmente convencidas de que es la mejor decisión. Y allá vamos.

 

Llega el segundo embarazo y todo es maravilloso. Anunciamos a nuestro primogénito que va a tener un hermanito, que está en la tripita de mamá. Todo es precioso. Nuestro mayor lo toma de maravilla, con tranquilidad e ilusión y observa con asombro cómo la tripa de mamá crece en los siguientes meses. Hasta ilusionado ayuda a preparar las cosas para la llegada de ese hermanito. En estos momentos estamos completamente seguros de que todo va a ser perfecto. Y tenemos claro qué haremos y qué no para evitar que se tengan celos entre ellos (aún no imaginamos lo ilusas que somos).

 

Pero llega el gran día, nuestro segundo llega al mundo y a nuestra familia, y a veces, en muchas ocasiones las cosas no son como las soñamos. Ni siquiera para nuestro mayor lo es. Ahora es cuando ve nuestro mayor que todo es una realidad, ya sabía que venía un hermanito en camino pero es ahora cuando lo tienen que asimilar, de golpe y porrazo todo ha cambiado.

 

 

Ya mamá no es exclusivamente para él en todos los momentos del día. Ahora está cansada, ojerosa, y pendiente de ese hermanito de  de un día para otro ha aparecido en casa. Los horarios y pautas en casa también puede que hayan variado, ahora se tienen que adaptar también a horarios del más pequeño. Y ahí está nuestro mayor sin entender mucho de nada, intentando hacerse un hueco y asimilar todo este cambio. Muchas veces, generan un rechazo hacia nosotras, su madre. Nos ignoran, no quieren estar con nosotras, no quieren tocarnos, nos culpan. Yo creo que eso es lo que pasa realmente. Nosotras somos las que hemos traído a esa pequeña personita absorbetiempo a nuestra casa, y ahora nos “castigan” por ello.

 

Se pasa muy muy mal en esos momentos. No sabemos qué hacer ya que por más empeño que le ponemos nuestro mayor no quiere estar con nosotras, le vale incluso cualquier persona que apenas conozca. Y nosotras que aún estamos hormonadas a tope, saturadas, adaptándonos a un cambio muy grande.. esto nos sobrepasa. Sentirse rechazada por tu propio hijo es muy doloroso.

 

Yo aquí no puedo decir qué debemos o no hacer ante estas situaciones. No tengo soluciones. Cada niño y cada familia es un mundo completamente diferente. Pero sí contaré lo que yo hice, lo que yo viví.

 

Como decía normalmente el/la mayor prefiere estar con otra persona, compartir con ella, salir con ella.. es como si quisiese evadirse de esa nueva realidad. ¿Y por qué negárselo si en ese momento lo necesita? Yo no lo impedí. Mi mayor en esos momentos sólo quería estar con mi madre que aún vivía, y yo simplemente cedí. Me armé de paciencia y traté de entender que ella necesita mucho más tiempo para asimilarlo todo. Aunque sí confieso que los celos también los sentí yo, ¿por qué prefería a su abuela antes que a su madre? Me dolía en el alma, me destrozaba el sentirme rechazada y me desesperaba el no saber cómo ganármela de nuevo. En ese entonces este problema se me hizo un mundo. Pero hoy, unos años después creo que fue un proceso normal. Fue su proceso para poder aceptar y adaptarse al cambio.

 

Ayudó mucho el dejarla participar con su hermano. Ella me ayudaba a cambiarle cuando le apetecía, me ayudaba con el baño, a vestirle, incluso a veces le cogía en brazos con ayuda. Pero la situación se terminó de regular cuando el pequeño empezó también el colegio, a los 3 años. Supongo que ahí vio que ya estaban en igualdad de condiciones y la cosa cambió bastante. Claro que antes ella veía que tenía que marchar al cole, y su hermano se quedaba en casa disfrutando de todo lo que ella hasta ese momento había disfrutado. Si nos ponemos en el lugar y con la visión de ella es normal.

 

Esto no lo escribo para desmoralizar a nadie que pueda estar planteándose un segundo embarazo, o que ya lo esté esperando. Lo escribo porque es necesario también reflejar una realidad. La segunda maternidad también es algo único, precioso y especial, pero en muchas ocasiones también puede aportar este dolor, no todo es tan bonito como siempre. Hay momentos en que nos sentimos desfallecer, nos quedamos sin armas, sin valor, sin ideas y con sentimiento de fracaso. Pero no es así. No hemos fracasado, sólo estamos aprendiendo a afrontar una nueva situación, y esperando que una pequeña persona también la afronte. Necesitamos muchísimas paciencia y comprensión. Creo que es importante permitir a nuestro mayor que se evada un poco si así lo necesita y no aferrarnos ni sentir miedo de ese rechazo, puesto que es pasajero. A veces en este sentido podemos pecar de egoísta ya que nosotras tampoco entendemos por qué nos rechaza con todo el amor que le damos. Tenemos que ser generosos y darle el margen que nos está pidiendo a gritos.

 

Como ya dije no es mi intención aquí decir a nadie en esta situación qué o cómo debe hacerlo, lo que es bueno para unos a veces puede no serlo para otros. Esto simplemente es mi experiencia con lo vivido al nacer el pequeño. No fue fácil, pero yo pude y todas podemos salir de esa fase. Hay que levantar el ánimo y no tomarlo de forma drástica, sino como un proceso más en la segunda maternidad. Si no es fácil con uno con dos no lo iba a ser más.

 

¿Sentiste alguna clase de rechazo por parte de tu primogénito al nacer el segundo?

35 thoughts on “El rechazo cuando nace el segundo

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Zulema, te agradezco que hayas compartido tu experiencia en este tema. Como sabes, nosotros estamos esperando el segundo bebé para dentro de unos meses y todavía no sabemos cómo reaccionará nuestra hija. Todavía es muy pequeña, pero sacará sus propias conclusiones del tema y ya veremos cómo nos las arreglamos entonces.

    Un abrazo

    1. Son temas que pocas veces se nombran, pero que en muchas ocasiones se nos presenta (no en todas). Cuando esto sucede se nos hace muy cuesta arriba, y sé de primera mano que el primer sentimiento que tenemos es de culpabilidad. Nos sentimos culpables por creernos responsables de lo que está pasando, de que realmente hacemos algo mal, de que igual no era el momento. Pero lo cierto es que es una étapa más, quizá algo más compleja que otras pero como todas es pasajera. Me gustaría mucho leer tu experiencia en este tema cuando llegue el momento. Muchos besitos!!

    2. Th#3a&t9;s awesome! If my hair was long enough to wear them braided like that, I'd definitely give it a try, but probably would use common metal rings from the hardware or craft store.

  3. Como ya sabes nosotros estamos buscando el segundo (que de momento aun no llega) pero todo lo que cuentas me recuerda a todo lo que he vivido en casa con mis sobrinos, los mayores no quieren que les cambien su mundo, quieren seguir siendo los protagonistas y se creen que el pequeño es solo un juguete que está de paso. Espero que si algun día me llega esta situación sepamos llevarla lo mejor posible.
    Un beso guapa.

    1. Sí Nube, como dices, es con el tiempo cuando asimilan que su hermanito llegó para quedarse, antes de que suceda aunque aparentemente lo tengan claro muy pocas veces es así. Necesitan tiempo y mucha, mucha comprensión. Y tú mucho ánimo!! seguro que pronto tendremos buenas noticias :)))

    2. Arcadius : je suis vénézuelien (on peut éviter le dernier accent)Un Grand Larousse ouvert à la page sur laquelle on trouve Venezuela donne &l©Ã&o;unbsp;vénézuqalien”, avec trois accents. Le Petit Robert, lui, ne le mentionne même pas.Que s’est-il donc passé à Rivière Noire ? (Un comble que je doive demander à un Vénézuélien des antipodes — ou presque — ce qui se passe sous mon nez !)

  4. No sabes como me alegra leer este post! Yo sufrí el rechazo de mi primogénito y, aunque le entendía, fue durísimo. Cada vez que oía “no, la mama no” se me saltaban las lágrimas. Gracias por hacerme ver que no estoy sola.

    1. No hay nada que agradecer Silvia, es un placer compartir las experiencias, aunque a veces no sean todo lo positivas que queremos, pero así es la maternidad, con mejores y peores momentos. Nunca me planteé escribir con este tema hasta hablar con dos amigas y ver que estaban pasando por lo mismo. Como has dicho muchas veces pensamos que es algo que sólo nos pasa a nosotras, cuando lo cierto es que es una reacción muy muy común en los primogénitos. Muchos besos y bienvenida

  5. Mi hijo mayor se encontró con que mamá dejaba de trabajar a medio día en vez de quedarse hasta las 9 de la noche, decidimos compartir momentos a solas aunque la peque protestara, y cada momento de dar de mamar a María era tambien de contar cuentos a Pablo, el problema de celos ha sido más de la peque al mayor, pero sin importancia.

    1. Es un punto clave suegra, darle algo de exclusividad al mayor aunque en ese momento nos cueste conseguirlo, pero hay veces que ni con esas conseguimos el resultado que de verdad necesitamos. Es obvio que esto que relato no es una norma general, cada niño y cada familia es un mundo, pero sí es cierto que suele ser habitual. Besotes!!

      1. Nur die Schilder. Wir waren aber auch ein bisschen unrkdroinieot unterwegs und haben eher spontan bei der Eisbude zugeschlagen. Insgesamt sollte man öfter nach Kettwig, da sind echt nette Cafés und schön ist es ja sowieso.

      2. Stéphane Lauer, je pense qu’il est inutile de réagir à ce genre de message. Ceci étant, est-il utile de traiter d’une tempête dans un verre d’eau ?Amicalement

      3. … dette var kjempefintdu er en dame medfantastisk smakser muligheter ogfixer det meste …!Veldig vakkert ble det :)NÃ¥ begynner jeg Ã¥ blisÃ¥ trøtt etter masse friskluft og bÃ¥llukt at jegstraxs finner natten …!Ha en fin ny uke Moa :)klemdet hvite ♥ ann-christin

  6. Vaya, yo soy de esas a las que has pillado totalmente desprevenida, no había escuchado antes nada parecido aunque leyéndote todo el asunto tiene su lógica. Debe de ser durísimo, especialmente cuando estás con las hormonas todas revolucionadas después de nacer el segundo y no hay que olvidar que un rechazo siempre es y será una sensación hiriente.
    Me alegra que hayas hablado del tema para que muchas madres, incluída yo, podamos estar mas prevenidas cuando llegue el momento. Un besazo!

    1. Gracias Yaneth, realmente como dices es hiriente, y si encima le sumas que en esos momentos estamos aún completamente hormonadas el resultado es explosivo. Aún así no lo escribí con la intención de prevenir a nadie, son situaciones que pueden o no darse, nunca se sabe. Mi intención sólo fue sacarlo a la luz y que otras madres vean que es algo que pasa sin más, que no sólo lo viven ellas y que no es indispensable estar haciendo algo mal para que esto suceda. Muchos besos!!

    1. Hola Ana, bienvenida y gracias por leer y comentar. Es normal la preocupación,y por más que leamos es algo que no se termina de ir, pero una vez más aclaro que las cosas no tienen por qué ser como yo he relatado, esto sólo ha sido mi experiencia. Espero que David lo tome estupendamente, además ya es un pelín más mayorcito, y que pueda leer tu experiencia llegado el momento. Besitos!

  7. Gracias por compartir esta experiencia, algo real, a parte de todo lo bueno que es traer otro hijo al mundo.

    Debió de ser muy duro y más en esos momentos en los que nuestras hormonas andan revolucionadas, me lo imagino que lo debiste pasar muy mal.

    Como dices cada niño es un mundo. Pero uno de los motivos por el que no me gustaría a mi personalmente tener un hijo todavía es porque se que mi hija aún me necesita mucho y quiero poder dárselo. Quizás en un par de años, cuando sea un poquito mayor y pueda entender mejor las cosas, ya veremos…

    Un besazo

    1. Son situaciones muy duras sin duda Carol. Yo después de pasar por esta experiencia, me atrevo a decir que es mejor esperar como es tu intención. Eso de criarlos juntos es bonito sí,pero no es ahorrar trabajo como se suele decir… es bastante difícil. Yo hoy en día pienso que lo ideal es que el mayor tenga unos 7 u 8 años para tener un segundo

  8. ami me encanta leer las experiencias de otras mamis pk me ayudan mucho i esclarecen cosas..y mas con experiencia ya….

    yo tengo muchas ganas de ir por el segundo/a y desde principio tengo claro que se lo contaremos y le aremos participe de todo…luego cuando naciera otro gallo cantaria seguro….porque ahora cuando cojo el bebe de algun amigo ya le entra un pelin de celos eejejejejej pero cuando lo dejo lo cuida muy bien el , lo mima, lo atiende..etc
    estos ninios son un mundo.

  9. Jo, yo creo que momento celos he tenido pocos, o por lo menos, los he intentado mantener a raya. Pero si es cierto, que en un primer momento, el miedo era mío al pensar que no podría querer tanto a la segunda como a la primera. Al llegar del hospital, la mayor me “ignoró” y cambió su actitud conmigo. Yo intenté que ella participara en las tareas de cuidado de su hermana, tal y como has escrito: cambio de pañales, duchas…
    Y creo que eso fue bueno para todos. Ella es la hermana mayor, con sus responsabilidades pero también con sus juegos y diversiones, que la pequeña no tiene.

    1. Sí Marta creo que ese miedo también es muy común, yo también lo sentí, pero hay que ver cómo aprendemos a multiplicarlo todo desde el primer segundo!! Realmente el implicar al mayor en el cuidado del nuevo hermanito ayuda mucho, porque realmente lo que haces es buscar ese acercamiento hacia su hermano y esa implicación contigo que muchas veces el mayor deja de lado por un periodo.. como todo sólo es una fase más, que pueda darse o no dependiendo de cada familia. Bess!!

  10. Hola!! Mi hija mayor ni sintió rechazo por la hermanita cuando nació aunque si algo después… Pero ahora es cuando más se acentúa el rechazo, en algunas ocasiones. La peque tiene ahora 18 meses y claro le coge sus cosas y se las tira…y eso a ella le fustra no poder jugar tranquilamente. Y también influye el hecho que le doy pecho aún a pequeña y la.mayor parece que se siente como si pasara más tiempo con la peque, muestra celos y dice cosas así como "mamá solo mía"… Me tengo que armar de paciencia e intentar lidiar con los conflictos intentando ser equánime y darle a cada una.su tiempo aunque soy consciente que no siempre lo.consigo 🙁

    1. Hola Eva! La situación que describes también me es muy familiar y es algo de lo más habitual cuando hay un hermanito. Si te sirve de algo, a mí me ayudó bastante darle la opción a la mayor de seleccionar las cosas que no quería que su hermano tocase y hacerlas inaccesibles para evitar que el pequeño destrozara. Que sepan compartir entre ellos es muy importante pero también lo es la individualidad de cada uno y que se sientan respetados en sus cosas. Mucho ánimo!!!

  11. He descubierto tu blog hace poco y definitivamente me quedo en el. Yo tengo una hijita de 6 ya. Cuando nacio estuvo ingresada en UCI y durante ese tiempo vi muchas cosas, demasiadas. Yo solo queria que Ella viviera. Un dia una mami que tenia a su bebe alli tambien conto que su hija mayor no entendia que ella no pudiera ver a su hermanito recien nacido y lo que era peor, odiaba a su madre port pasarse el dia en el hospital junto a un bebe desconocido para ella. Esa madre estaba rota de dolor. Felizmente tras 23 dias mi hija fue dada de alta. Cuando fue a mi ginecologo tras la cuarentena me advirtio de que un proximo hijo seria prematuro tambien, pero que bueno que no paeans nada sabiendolo. Y ahi lo vi claro: yo no tendria mas hijos. No soy tan fuerte para pasar pod algo tan duro como aquella mama. Mi marido lo tuvo claro tambien y somos felices los tres. Ella nunca pide un hermanito y eso nos da tranquilidad. Yo veo muy valientes a todas las que teneis mas de uno. Y tu post es mas que acertado. Felicidades por tu blog.

  12. Hola! Descubri tu blog buscando desesperadamente a alguien que le haya ocurrido lo que me ocurre hoy a mì! GRACIAS por compartirlo! ME alivia saber que no soy la unica que la rechaza su hijo!!! Mi hijo tiene 2 años y 8 meses y su hermanita solo 8 meses. Desde que la hermana empezo hace 1 mes con la angustia del 8vo mes, mi hijo me rechaza. Elige a su niñera y a su padre antes que a mi. No quiere salir a pasear conmigo ni que yo me siente a su lado. cuando llego a casa corre a llamar e irse a jugar con la niñera. y lo mismo cuando llega su padre. Me destroza esta situacion . Me siento muy mal. Y solo estoy fuera de casa 5 hs. No puedo encontrar momentos para jugar sola con èl porque NO quiere salir a pasear ni hacer nada conmigo. Para lo unico que me elige es para DORMIR a la noche. Ahì si que quiere solo a “mami”. Estoy muy angustiada y no se cuanto durara esto. Pero si va a durar hasta que la beba tenga 3 años, me morí de angustia antes!!!!!
    GRACIAS por tu blog! y te felicito!!!!

  13. Zulema no tienes idea lo bien que me viene tu post hoy, lo leí con lagrimas en los ojos del dolor que estoy pasando con el rechazo de mi hijito mayor… pero tus palabras me dan esperanzas, me alivian, gracias por escribirlo!

  14. estoy pasando por la experiencia a sido dificil.. mi hijo tiene 2 y medio y mi hija 1 mes y el esta rebelde ,me ataca, no me escucha… estoy deseperada solo quiero q pase pronto

  15. estoy pasando por la experiencia a sido dificil.. mi hijo tiene 2 y medio y mi hija 1 mes y el esta rebelde ,me ataca, no me escucha… estoy deseperada solo quiero q pase pronto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.