El desafío de aprender a montar en bicicleta

El desafío de aprender a montar en bicicleta

        «Es como montar en bicicleta; nunca se olvida». ¿Cuántas veces hemos pronunciado o escuchado esta frase? Y es que el momento vital en el que aprendemos a montar en bici, posiblemente, sea nuestro primer éxito después de un gran esfuerzo tanto de padres como de los propios hijos, y eso marca para toda la vida. Cuando a nuestros hijos les toca aprender a montar en bicicleta, lo cual puede demorar más o menos según la habilidad de cada niño, es recomendable tener en cuenta una serie de pautas para acelerar un poco el aprendizaje y que éste sea lo más natural y divertido posible.

Triciclos y camioncitos

triciclo

Hay que tener en cuenta que no es hasta los tres o cuatro años cuando los niños están en disposición de comenzar a montar en bicicleta debido al cambio que se produce en su sistema motor. No obstante, si queremos ir avanzando y para que se acostumbren a este tipo de vehículos, podemos iniciar a los pequeños -antes incluso de que cumplan los tres años- en el uso de sus piernas con los famosos triciclos o camioncitos.

Bicicletas sin pedales

sin pedalesEn su camino a poder manejar una bicicleta real, aparecen las bicicletas sin pedales como las que podéis encontrar aquí. Sus ventajas con respecto a triciclos o camioncitos son que, aún impulsándose sobre sus pies, sirven para que el niño cambie la sensación de jugar con un triciclo o camioncito a hacerlo con una bicicleta real y se acostumbre a una posición diferente y a un manillar más ligero. Como juguete previo al uso de una bicicleta con pedales, es la mejor de las opciones. A partir de aquí, comienza el salto a la bicicleta real con ruedines hasta que un día, estos también se retiren.

Bicicletas con ruedines – precauciones y trucos para manejar la bici sin apoyos

  En esta fase es bueno tener en cuenta una serie de precauciones para hacer más fácil el aprendizaje. Lo primero de todo es asumir que los niños caerse se van a caer. Eso es inevitable. Por ello es importante el uso de casco y rodilleras para evitar que se hagan daño. También es recomendable utilizar una bicicleta con freno de pedal, es decir, que al pedalear hacia atrás la bici se detenga. Los más pequeños tardan en coordinar sus movimientos para utilizar los frenos de mano y esto les puede ayudar. Otra recomendación para evitar el máximo número de caídas, es que los niños lleguen con los pies al suelo para que también puedan frenar con los pies. A partir de aquí, comienza el gran reto de conseguir que los niños logren manejar una bicicleta real y sin ruedas. Para ello, existen algunos trucos que pueden ayudar. Uno de ellos es subir las ruedas de apoyo de forma paulatina para que el niño evite en lo posible apoyarse en ellas e intente mantener el equilibrio. Cuando decidamos quitar los ruedines podemos, como paso intermedio, ayudar a los pequeños sujetando la bicicleta por el manillar o por el sillín probando a dejarlos llevar la bici ellos solos por unos segundos. Cuando el niño empiece a mantener el equilibrio de forma autónoma, toca enseñarle a conducir la bicicleta. Para ello, se suelen utilizar una serie de marcas o indicaciones en el suelo por las que el niño debe pasar con la bici y así fomentar su capacidad de concentración sobre ella y de girar con naturalidad.

Aprender a montar en bicicleta divirtiéndose

Otros consejos muy útiles que no tienen que ver con aspectos técnicos es asumir que aprender a montar en bicicleta, como aprender a nadar, no es algo en lo que nos vaya la vida, por lo que se debe afrontar el reto con naturalidad, sin presionar al niño y así evitar la frustración. No es buena idea tomarnos este proceso como una competición. Cada niño tiene su velocidad de aprendizaje y unas cualidades físicas y psicológicas determinadas, por lo que unos tardan más que otros. Lo importante es que se diviertan (y nos divirtamos) mientras aprenden. Por ello, y como última recomendación, tener en cuenta que si sentimos estrés, es bueno alternar entre el padre y la madre o abuelos y otros familiares para que todo sea más divertido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies