Destápate los ojos: NO a la violencia infantil


  Hoy desde aquí queremos lanzar una invitación a todas las familias que comparten un espacio en la blogosfera para hacer visible el rechazo hacia la violencia infantil.   La violencia infantil sucede en muchas formas, unas aceptadas socialmente y otras no. Pero lo cierto es que casi desde siempre, salen noticias de niños que desaparecen sin más y de los que no se vuelve a saber nada, o niños que tristemente son asesinados.   Cuando vemos una noticia de este calibre nos indignamos, nos preguntamos el por qué tienen que suceder estas cosas, pero lo cierto es que con los días estos casos quedan en el olvido, de hecho muchos medios se encargan de ello al restarles atención muchas veces. Vivimos en un país donde es más escandaloso y tiene más relevancia las gestiones de una empresa privada que la muerte de un menor, o una desaparición. Precisamente por esto debemos ser las familias las que tomemos consciencia, más aún si cabe, y no dejar que estos casos queden en el olvido, no restemos importancia a lo que realmente es importante para la humanidad. Hay muchas formas de colaborar y podemos hacerlo posible.   Actualmente en España quedan varios casos de menores desaparecidos que no han podido resolverse, al igual que tenemos casos donde han aparecido muertos y a pesar de tener sentencia, son casos que no han quedado del todo claros. Cuando un menor desaparece no se puede esperar, no podemos permitirnos ese lujo. La denuncia debe ser inmediata pues cualquier segundo vale oro para dar con alguna posible pista. Y cuando esto sucede, los medios de comunicación deberían dar esa información y no días después. Cierto es que muchos menores aparecen en cuestión de horas o de pocos días, pero no creo que nos cueste tanto ayudar a extender esa alarma y dar el aviso nuevamente si el menor aparece.   Yo como madre ni siquiera puedo ser capaz de ponerme el lugar de una madre con un hijo desaparecido. No puedo imaginar cómo de grande puede ser su dolor y desesperación. Las preguntas sin respuesta que tendrán en su cabeza y aún así tener que vivir con ello cada día, sin saber nada.   Porque tristemente cada día las palabras “red de pederastia” son más habituales, porque la explotación sexual infantil sigue existiendo, porque hay menores que siguen muriendo en manos de desconocidos o incluso de sus propios familiares. Porque siguen existiendo niños que necesitan ser hospitalizados de los golpes que han recibido, porque a veces tenemos sospechas pero el miedo nos impide hacer algo. Porque no tenemos que esperar a que suceda la desgracia para ver que esas señales eran completamente ciertas, y que sí se pudo evitar.   Desde aquí también quiero hacer mención a la asociación SOS Desaparecidos, que llevan ya bastante tiempo realizando una labor extraordinaria por las redes sociales difundiendo foto y datos de personas que desaparecen en muy poquito tiempo, y donde gracias a esa difusión más de una persona ha podido ser localizada. Es una fuente fiable con la que podemos colaborar, pues no publican cualquier alerta, sino que son contrastadas con la denuncia correspondiente antes de difundir.   Porque cada día son más y más casos los que van saliendo a la luz, de todos los tipos, debemos decir BASTA. Debemos señalar y denunciar estos sucesos, debemos ayudarnos entre nosotros.   Di NO a la violencia infantil. Por un mundo más equilibrado, por unos niños felices y en su hogar.  

«El paradero de David Guerrero sigue siendo a día de hoy un misterio para todo el mundo. Una desaparición que Interpol calificó como ‘extrema’, etiqueta que queda para los casos en los que no se tiene ni un solo indicio Por Crimen y Criminólogo

   

“Amy Fitzpatrick tenía en el momento de su desaparición 15 años, y vestía unchándal y una camiseta diesel negra. Cuando desapareció tenía el pelo castaño, estaba bastante delgadaojos azules muy llamativos y medía 1,65 metros de altura. Por Plataforma 29 de octubre

   

Sara Morales Hernández, de catorce años de edad, vivía en Las Palmas de Gran Canaria con sus padres Sebastián Morales, que trabajaba de camarero en un restaurante, y María de las Nieves Hernández Castellano. Había nacido el 24 de Enero de 1992 y tenía cuatro hermanos: Patricia, de doce años; Pedro y Andrea, de diez y Alba, de ocho. Por La Web de Las Sombras

 

A la una y media de la tarde del 10 de Marzo de 2007, Jeremi José Vargas Suárez «Yéremi», de siete años, estaba jugando con su cubito de playa amarillo en la arena de un solar junto a su casa, entre las calles Honduras y Perú, del barrio Llanos del Polvo Por La Web de Las Sombras

   

Malén había salido de su instituto, en Santa Ponça, y llamó por teléfono a su novio para quedar a comer juntos. También llamó a su padre, pero no pudo contactar con él, porque estaba trabajando, por lo que le dejó un mensaje en el contestador explicándole a dónde iba. Se la vio en la parada del autobús de Los Piratas (Magaluf) y se dirigía a Son Ferrer Por La Web de Las Sombras  

get the InLinkz code

 

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.