Cuando el machismo se apodera de las letras digitales

Cuando el machismo se apodera de las letras digitales

Hace nada ha llegado a mis manos un artículo que me ha dejado sin palabras. En pleno S.XXI, donde aún se sigue en la lucha por la igualdad de derechos en muchísimos casos, un periódico digital se permite publicar, como si nada, un artículo totalmente discriminatorio que para mi gusto, burla la muerte de una mujer que deja su vida en pleno acto de servicio. Hoy mis dedos vuelven a estar envenenados, pero desde luego hay situaciones que me superan y merecen que rompa la temática de este blog.  

Según el autor de este “brillante” artículo en el periódico Alerta Digital, la muerte de Vanessa Lage es la consecuencia de la feminización de funciones que él cree sólo para hombres. En su breve relato de lo sucedido nos muestra a una policía “maternal” que intenta el diálogo con un atracador, y por ello la descalifica y la anula en el correcto ejercer de sus funciones. También se pasa por alto que el otro policía, de genéro masculino por cierto, se encuentra gravemente herido. ¿Qué sucede, que él sí hizo todo lo que pudo y ella no? La sociedad sigue medio podrida, y lo está por esta forma de pensar que aún mantienen muchísimas personas. El sexo de una persona no le hace más o menos apto para una profesión o actividad, lo hará su preparación, indistintamente de su género. Se pregunta este señor públicamente qué hacía ahí María, con una pistola en la cintura mientras en casa le esperaba su bebé de seis meses. Pues la respuesta es obvia: le estaba echando los huevos que muchos de nosotros no tenemos para luchar contra un acto delictivo, estaba luchando porque terceras personas no salieran heridas de esa locura, y estaba exponiendo su vida para salvar la de otros, como perfectamente podría haber sido la suya. Lanzar mierda sobre ello desde la comodidad de nuestro teclado es muy sencillo pero, ¿ ya que tanto le preocupa que fuese una mujer, tiene usted los huevos, siendo hombre, de ponerse en el lugar que ella estaba? Que ninguna mente retrógrada nos haga dar ni un paso atrás. Si miramos atrás unos pocos años, podremos ver y valorar el gran camino que se ha recorrido, porque efectivamente ser mujer no es un impedimento absolutamente para nada. Las personas podemos ser lo que nos propongamos y lo que luchemos, al igual que los hombres. Mantengamos el respeto y cuidémonos de dañar la imagen de otras personas, que aún encima ya no están aquí. Dejemos de publicar burradas para obtener más visitas, porque quiero pensar que los tiros van por ahí, y si me equivoco y es un artículo totalmente sincero sólo espero que esa persona no vuelva a publicar en un medio. Al menos no mientras quiera seguir esa línea dañina y discriminatoria. Vanessa fue una mujer valiente que apostó por una profesión tan necesaria como arriesgada. Aún siendo madre de un bebé no dudó cuando su servicio fue necesario, sabiendo que exponía su vida. María no es la consecuencia de la feminización de ninguna profesión, sino la consecuencia de mentes locas, de delicuentes y malnacidos. Desde aquí agradecemos a Vanessa, tanto a ella como a todos los cuerpos de seguridad porque sin ellos nuestro mundo sería bastante más complicado. A veces sólo nos damos cuenta de las cosas negativas, pero no podemos obviar que casi cada día exponen su vida por salvar la de otros, que un día, podría incluso ser la nuestra.   EDICIÓN: Posterior a la publicación de este artículo, Alerta Digital se retracta eliminando el polémico artículo y lanzando un comunicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies