Consejos para montar la habitación del adolescente

Consejos para montar la habitación del adolescente

La adolescencia es una época de cambios. En esta etapa, los niños dejan de ser ya niños y comienzan a prepararse para la edad adulta. Pero ni se es una cosa ni todavía se es la otra. Los chicos de entre 12 a 17 años comienzan a experimentar cambios en todos los sentidos. Y por ello mismo, es importante que junto al cuerpo y a la mente, la habitación también se transforme. ¡Que todo vaya a buen ritmo!

Cambiar una habitación de infantil a adolescente no es una tarea complicada. No necesitas ser un experto en decoración para lograrlo. Sólo ten en cuenta que al adolescente le va a encantar pasar más tiempo de la cuenta en su habitación, así que prepárala para ello.

¡Pídele su opinión! Al adolescente siempre le gusta tener la voz de mando, y aunque tus gustos y los de él puede que sean completamente diferentes… Al fin y al cabo es su habitación. Escucha lo que tiene que decir sobre sus gustos y preferencias y tenlas en cuenta. Pregúntale sobre los colores, los muebles y los elementos decorativos.

A grandes rasgos, las paredes suelen pintarse de colores neutros y la decoración suele ser simple y, en la medida de lo posible, a gusto del ‘consumidor’. Por otro lado, es muy posible que el adolescente quiera comenzar a guardar los juguetes que le recuerdan a su anterior etapa. Así, los muebles con grandes cajones o con amplios espacios de almacenamiento son bastante recomendables. Además, a esa edad también comienzan a querer comprarse su propia ropa, zapatos y accesorios, por lo que un buen armario con bastante espacio es la opción perfecta. Si estás en la búsqueda de nuevo mobiliario, te recomiendo darle una ojeada a Livingo, que reúne catálogo de diferentes tiendas y marcas y podrás ahorrar mucho tiempo.

En el cambio de habitación de infantil a adolescente es totalmente imprescindible una área de estudio. Es decir, un espacio de trabajo provisto de un escritorio amplio, con cajoneras si es posible, portalápices, estanterías para colocar sus libros, etc. También es importante añadir a dicho espacio una buena iluminación. Es muy fácil encontrar ambas cosas: mesas de estudio y lámparas, de todo tipo y a muy buen precio, no necesitamos gasta en exceso pero sí debemos asegurarnos de comprar muebles de buena calidad, no olvides que los adolescentes a modo general suelen vivir con prisas y descuidos.

Pero no sólo los muebles o la distribución piden un cambio a gritos en esta etapa. También los accesorios lo hacen. Por ejemplo, quizá sea ya hora de comprar nueva ropa de cama y hasta nuevos cojines. Las sábanas de princesas o de dibujos animados no les van a gustar por mucho tiempo más. Lo ideal es que el adolescente pueda elegir qué accesorios quiere en su nueva habitación. También es importante incluir un espejo, ya que a esa edad uno/a comienza a preocuparse más por su aspecto físico.

En definitiva, la habitación debe de ser práctica y funcional. Que el adolescente se encuentre cómodo en ella, que le guste y que contenga todo lo que vaya a poder necesitar. Seguro que si echas un vistazo al catálogo de Livingo se te llena la cabeza de bombillitas. ¡Dale un cambio a la vida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies