Cómo bañar al bebé: Consejos útiles

Cómo bañar al bebé: Consejos útiles

El baño del bebé es un momento muy especial tanto para los pequeños como para los padres. Cuando sea la hora de bañar a tu bebé entenderás que, a pesar de ser un momento para la higiene, también es un momento de disfrute para ambos. Durante el baño se produce una conexión especial con nuestro bebé. Bañar al bebé cada día y a la misma hora aproximada es una rutina muy buena para ayudar al bebé a que duerma mejor.

¿Qué necesitamos para bañar al bebé?

Para bañar al bebé de forma segura se quiere un espacio adecuado y las bañeras infantiles son el producto idóneo. Utilizar una bañera especial para el bebé no solo hará que el baño sea más seguro, también hará que sea más cómodo para manipular al niño mientra está en el agua y para que nuestra espalda no sufra al no tener que estar reclinada hacia delante.

Cuando decidas comprar la bañera del bebé verás que existen muchos modelos en el mercado. Para elegir un modelo u otro tendrás que tener muy claro cuáles son tus necesidades. Muchos aspectos influyen en la elección de la bañera, no solo los aspectos técnicos y características de cada modelo, también influye por ejemplo, el espacio que tengamos en casa.

Las bañeras de bebés, se pueden agrupar en 4 grupos:

  • Bañeras con cambiador: son las más usadas. Son comodísimas porque tienen todo lo necesario para satisfacer nuestras necesidades. Su tamaño no suele ser demasiado grande y son plegables para guardarlas cuando no la estemos utilizando, así las quitaremos del medio de la habitación. Incluyen cambiador, otro producto esencial para el aseo del peque, así no tendrás que adquirir uno a parte. También incorporan bandejas para dejar los productos y tenerlos todo a mano.

La Bañera Jané Flip es una de las más completas y estables y además cuentan con varios diseños, otra ventaja es que puedes dejarla montada en el baño o plegarla si tienes poco espacio, una de las destacadas en este grupo.

  • Cubetas: la cubeta es la pieza básica para bañar al bebé. Es la bañera sola, sin ningún tipo de estructura. Este tipo de cubeta suele ser evolutiva. Esto quiere decir que es anatómica: por un lado incluye una cuña que permite colocar al bebé tumbado como si estuviera en una hamaquita y por el lado contrario un escalón para colocarlo sentado cuando sea un poco mayor.

  • Bañeras de viaje: se trata de bañeras que, cuando no se utilizan, se pliegan y se guardan para ocupar muy poco espacio y poder llevarlas con comodidad. Hay de dos tipos: plegables o hinchables. Si dispone de muy poco espacio en casa puede elegir este tipo de bañera. No solo son para viajar, también se pueden utilizar en casa.

  • Bañeras-Cómodas: es la cómoda de toda la vida con bañera incluida. Se coloca en la habitación del bebé. Tiene muchos cajones para guardar las cosas del bebé. Cuando se utiliza con la bañera, el cajón superior se anula para colocar la cubeta. Cuando ya el bebé pase a la bañera de adulto puede seguirse utilizando como una cómoda normal.

¿Con qué frecuencia hay que bañar al bebé?

No hay una pauta establecida que sea ideal. Va a depender de cada papá y mamá y, por supuesto, del bebé.

Es cierto, que los bebés no se manchan con mucha frecuencia, ni sudan, especialmente los recién nacidos. No es como un adulto o como un niño de mayor edad. Por darte una orientación, con bañar a un bebé recién nacido dos o tres veces a la semana sea probablemente suficiente. Siempre hay que mantener muy bien limpia la zona del culito, las manos, el cuello y rostro.

Para los bebés más grandes, el baño puede ser necesario todos los días, ya que también se convierte en una rutina que le ayuda a relajarse y a que descanse mejor por la noche.

¿A qué temperatura tiene que estar el agua?

La piel del bebé es muy sensible, la temperatura que para ti puede resultar adecuada quizás sea demasiado caliente para el bebé. Lo ideal es que el agua esté entre 35 y 37 grados.

Para dar con la temperatura exacta puedes usar un termómetro de baño.

La temperatura de la habitación donde vayamos a bañar al bebé también tiene que ser cálida, entre los 23 y los 25 grados.

Otras cosas a tener en cuenta…

  1. Nunca dejes solo al bebé durante el baño.

  2. Intenta tener todos los productos a mano, así no tendrás que salir de la habitación para cogerlos cuando te hagan falta.

  3. Evita también las corrientes de aire.

  4. Lava la bañera antes y después de su utilización.

  5. Aprovecha el baño para revisar al bebé y así descartar erupciones, inflamaciones y otros problemas.

  6. Utiliza productos con un ph neutro y evita usar productos químicos o con demasiados perfumes.

  7. Seca bien la parte del cuello y haz hincapié en las arruguitas de brazos y piernas.

  8. Intenta no desanimarte si el bebé llora durante el baño. Poco a poco se irá acostumbrando.

Lo ideal es comprar la bañera para nuestro bebé en tiendas especializadas en productos de puericultura como El Planeta del Bebé, además de contar con una tienda online tienen tiendas físicas en Málaga y Granada, sin duda una de las mejores opciones por calidad, atención y garantía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies