Aplicaciones de monitoreo NO

Aplicaciones de monitoreo NO

  Las aplicaciones que monitorizan los dispositivos móviles de nuestros hijos no son una opción. En los últimos días he podido leer a bastantes padres interesados en este tipo de aplicación para instalar en los teléfonos de sus hijos, y puedo entender (y de hecho comparto) su preocupación por lo que estos pequeños puedan hacer o sufrir por la red, pero de verdad no es una opción viable si queremos aprender y enseñar sobre seguridad.

Para los que ni siquiera sepan de qué hablo, se trata de un tipo de aplicación que se instala en el dispositivo sobre el que queramos conocer su actividad. Es como (o sin el como) un troyano. Esta aplicación recopilará información de los contactos, llamadas, conversaciones de whatsapp, actividad en redes sociales, ubicaciones… una información realmente valiosa, y peligrosa cuando hablamos de menores.

Posteriormente esa información es subida a un servidor web desde el que se puede consultar mediante un panel de control, pero no olvides, que al igual que tú como padre/madre puedes acceder a ella, la persona o personas responsables de esta aplicación también. ¿Estás seguro de que quieres regalar a terceros tanta información sobre tu hijo?

Si tanto nos preocupamos siempre de que nuestros hijos no muestren en las redes imágenes ni datos que lleven a su localización, ni un exceso de información sobre ellos mismos que en el futuro pueda resultarles perjudicial, ¿por qué hacerlo nosotros mismos con estas aplicaciones sin saber qué utilidad real le pueden dar terceros?

De hecho esto ni siquiera es legal, al menos no en España. El derecho al honor y la intimidad de las conversaciones privadas está por encima de esta preocupación. La seguridad en la red para los niños es un imprescindible, pero obtenerla no se basa en espiar todo lo que hacen constantemente y sin que ellos lo sepan. Para que los menores estén seguros en la red debemos invertir tiempo en formarlos. Explicarles abiertamente la clase de peligros a los que se pueden exponer y cómo pueden prevenirlos o detectarlos a tiempo. Comencemos a tomarnos el tiempo necesario para formarnos nosotros mismos, y así poder formarlos a ellos para que puedan disfrutar de la red en un entorno seguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies