Adolescentes, dispositivos móviles y supervisión paterna

Adolescentes, dispositivos móviles y supervisión paterna

  Ayer por la noche sucedió algo inesperado en Twitter. Mientras tranquilamente leía los mensajes que iban saliendo en mi TimeLine y veía la televisión, me aparece un mensaje de @policia que sinceramente, me pareció muy acertado en los tiempos actuales. El mensaje era exactamente éste:     tweet policia

Al ver esa publicación se me ocurrió enviarles una respuesta comentando que tenían razón, pero que muchos padres no lo hacen pensando que eso es romper la confianza con su hijo, pero no imaginaba la que se iba a liar un poco después. Al parecer mi respuesta fue muy golosa para trolls twitteros que a continuación me llamaron de todo menos bonita. Soltando perlas como que así está el mundo lleno de retrasadas como yo hasta que si sigo sobreprotegiendo así tendré un hijo subnormal, palabras literales, aquí la muestra (censuro hasta su usuario porque su identidad es lo de menos):

Insultos1     insultosubnormal

Dicen que siempre habla quien más tiene que le digan y ésta parece ser una buena prueba de ello… 🙂

Sigo pensando exactamente lo mismo, un adolescente no debe mantener estos dispositivos sin ningún tipo de control paterno, básicamente porque no tienen la madurez que necesitan para detectar muchos de los peligros que la red les va a poner delante.

Por muy bien que hayas educado a tu hijo, por mucho que le hayas formado y explicado un adolescente nunca dejará de ser un adolescente, y como tal alguna que otra vez picará en lo prohibido y hará lo indebido.

Esto siempre ha sucedido, lo sé, y la mayoría seguimos aquí como si nada, lo sé.. nos ha servido para aprender, pero no para todos fue ni será así. A veces sin saberlo ni quererlo pueden meterse en líos de los que después no saben salir, ni cuentan por miedo o vergüenza.

Cuando convives con un adolescente puedes tomar dos caminos: cerrar los ojos y decirte a ti mismo que en todos estos años lo has hecho demasiado bien como para que tu hijo cometa un error que le pueda pasar una factura demasiado alta para su edad, o bien asimilar que como crío que es alguna vez tendrá que liarla, asumir que aún no está formado en muchos aspectos en los que sólo se puede formar con la experiencia del día a día, y responsabilizarnos de lo que nuestros hijos hacen por la red, corregirles, explicarles y enseñarles a dar un buen uso a todas estas herramientas. Así que yo soy de las madres que sí supervisa el uso que mi hija hace de la red, igual que superviso su whatsapp, sus contactos y sus grupos. Y no, no me escondo como muchos estarán pensando, ella lo sabe perfectamente y es una de las condiciones hasta que ella adquiera la madurez que necesita para no tener este control.

Y no, ni he roto la confianza con mi hija, ni me quiere menos por ello, ni se siente presionada ni vigilada, ni le parece mal. Se lo crean o no es así. Lo entiende y lo asume perfectamente porque yo misma me he encargado de explicarle los motivos por los que hago eso, los peligros que tiene la red, las cosas que han pasado y las cosas que pueden seguir pasando. Y no, tampoco se trata de meterles el miedo en el cuerpo pero sí de que conozcan una realidad que cada día nos golpea en la cara y tengan medios para prevenirlos.  

¿Supervisas la actividad de tus hijos en la red o por el contrario les dejas a su aire sin saber qué hace?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies