9 thoughts on “Peleas de hermanos, dejándoles solucionar

  1. Zulema, me parece estupendo, en cuanto la enana esta empieze a hablar bien hago lo mismo, porque si que es verdad que se burla de la hermana

    1. Es algo muy común en ellos Carol, siempre que se pueda es mejor no intervenir, sino quedar como de árbitro por así decirlo vigilando que sus acuerdos sean beneficiosos para todas las partes

  2. Y eso es lo correcto cuando ya son más crecidos. pero con 3 años y sus incipientes celos hacia la hermana, me parece que eso no les vale. Tengo que idear otras cosas para que ambas se sientan realizadas. Besicos guapa

    1. Sí Marta aún son muy pequeñitas para poder negociar entre ellas.. a esas edades no deja de ser una etapa más en su desarrollo y es normal. Ya llegará el día en que las dos sean capaces de llegar a acuerdos

  3. Me parece una solución genial. Intervenimos tanto sin darnos cuenta, en ocasiones, que no les damos la oportunidad de arreglárselas ellos solos. Y lo bien que lo hacen!

    Besitos

    1. La verdad es que sí Carol, sin quererlo y pensando que les beneficiamos muchas veces sólo invadimos un espacio que únicamente les pertenece a ellos. Debemos confiar un poco más y tener la seguridad de que se las apañarán

  4. Ya te comenté por twitter que me ha encantado el post? Y es que no puedo estar más de acuerdo en que en muchas cuestiones fraternales los padres no debemos meternos porque siempre nuestra solución no será tan justa como la que pueden establecer ellos entre sí. Si bien es verdad que estoy de acuerdo también en que nosotras como madres de niños más mayores ya vamos resabiadas…
    Pero si son más pequeños y no hemos visto el origen del conflicto, tampoco deberíamos interceder a favor ni de uno ni de otro, con lo que dependería de cada circunstancia en particular la reacción oportuna.
    Un post muy sensato, lógico y efectivo! 😉

    1. Eso es, cuando son más granditos no siempre estamos delante cuando el conflicto se crea y muchas veces desconocemos lo que en realidad sucedió, ya que cada uno dará su versión y explicará únicamente la forma en que lo ha vivido, sin que esto deba ser siempre la realidad. Lo mejor es que ellos como afectados busquen una solución donde las dos partes queden satisfechas. A veces es complejo lograrlo ya que nosotras por puro instino tendemos a intervenir, pero tenemos que aprender a controlarnos un poco y dejarnos sorprender por los pequeños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies