150 palabras: Por esos pequeños pero grandes valientes

Fundación Eidher

 

Fue una tarde soleada cuando el gran momento se presentó. Todo estaba perfectamente preparado y planificado, en sus cabezas nada podía salir mal pero ésta no era la realidad que la vida les tenía reservada. Tras varias horas de espera, el pequeño Luis llegó al mundo y sus padres no cabían en sí de gozo.

Lo que no sabían es que ese momento tan ansiado y deseado por ambos se convertiría en su lucha diaria, mañana, tarde y noche. Desconocían por completo el cambio que daría su vida debido a las dificultades que padecía su hijo y los pocos avances obtenidos en investigación para solucionarlos. En sus cabezas siempre estaba el ¿por qué a mí?

 

Pero Luis era un valiente. Era una personita que luchaba y se superaba como nadie cada día. Que a pesar de todo lo que padecía mostraba una alegría inmensa y unas ganas locas por vivir. Eran una familia de valientes, unida y mucho amor por dar.

 

Y así en ese largo camino de lucha y esfuerzo, fue como surgió el grupo de los pequeños gandes valientes, los amigos de Eidher. Donde familias unidas comparten su esperanza de un futuro mejor y de más avances que les permitan una mejor vida.



20 thoughts on “150 palabras: Por esos pequeños pero grandes valientes

  1. Pingback: Bitacoras.com
    1. Por desgracia demasiados.. cosas que no deberían de pasar, esperemos que la ciencia siga avanzando, que recapaciten y no recorten por ahí que es muy necesario. Un saludo!

  2. Ojala que puedan seguir avanzando en la investigación, y que los pequeños que tengan que pasar por ello tengan calidad de vida.
    Un abrazo!

    1. Ojalá, ojalá muy pronto eso sea una realidad y no tengamos que ver a familias desesperadas pidiendo ayuda. Gracias por pasarte!

  3. ¡Un reconocimiento enorme a todas las familias que pasan por algo así! ¡Sois unos valientes! ¡Mucho ánimo! Muy emotivo el cuento… 🙂

    1. Gracias!! sin duda para ellos todo reconocimiento es poco, sólo falta que el gobierno se dé cuenta de lo que está haciendo y cómo le está complicando la vida a estas familias. No te pierdas el viernes la marea fucsia que va por ellos!

  4. Se hace duro tener que convivir con una enfermedad así, pero muchas veces, ellos, los niños son los primeros que nos dan la energía para seguir avanzando. Tenemos mucho que aprender de ellos, y seguir luchando por ellos. He esperado esta semana, para comentar, a la espera de la marea fucsia de hoy. Gracias por participar y hacer una historia tan bonita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies